NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL

NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL
BLOG DE MARIA

OTRO MUNDO ES POSIBLE

OTRO MUNDO ES POSIBLE
CUANDO LO SOÑAMOS JUNTOS...

miércoles, 30 de diciembre de 2009

HOY LA PUTA SE VISTE DE REY




“…Nadie le cree,

nadie se lo cree,

hoy la puta se viste de rey ”

(VETUSTA MORLA)

… Y nadie es capaz de distinguirlo,

nadie piensa que pueda ser otra,

nadie lo imagina,

ni lo ve;

ni siquiera lo intuye.


El oro deslumbra,

los harapos se disuelven y nadie los palpa,

la corona está encima de la luz

y nadie la ve…


La piel rota desaparece con gramos de botox

y las heridas de guerra no lo son,

el alma está dibujada de camuflaje

y no hay voz;

pero no existen oídos para la voz muerta.


Y tú que eres como yo,

no te atreves a mirar

por si estoy yo debajo,

calmada y sin destino;

sola en esta trinchera nocturna

de una guerra sin vencedor

y no lo queremos ver,

nadie lo podría creer.


Por eso es que escucho música de reyes

y muerdo el pan más caliente con amor.


Me quedo aquí,

dónde dos por tres son seis

y mis quince años eternos.

Porque aquí alguien me ve

y se lo cree:

hoy la puta se viste de rey.


Espero que entréis este 2010 como poco, sonriendo; que sigamos manteniendo la esperanza y que la poesía no se acabe nunca ¡Gracias por seguir por ahí detrás! sigue siendo un placer compartir con todos y cada uno de vosotros. Un beso enorme con muuuuuuuuuucho amor y, ya sabéis, ¡¡ que las putas se vistan de rey !! jejejeje



domingo, 20 de diciembre de 2009

A LA VERA DEL MAR

Hoy toca esto... escuchad la canción, lo único que puedo dejaos es lo que me sugiere...

Besos bailarines


video


viernes, 11 de diciembre de 2009

NANA DE LAS BURBUJAS


Inténtalo,

piensa en el mundo que vivimos

pero dale un toque de color,

maquéalo de burbujas azules

y enlósalo de verde, magenta y naranja.


Píntate el pelo,

del tono que prefieras;

yo sabes que lo haría rojo o azul.




Y, lo mejor,

acuna en tus brazos al niño;

el que huele a gloria,

el de los ojos verdes y saltones,

el de la piel de melocotón

y la sonrisa tan dulce como una milhoja de “La Terraza”.


¡Hazlo!

Inténtalo y disfruta.


Recoge el sol que pende de un hilo

y caliéntate,

paladéalo a él y al niño de tus brazos;

muérdelos a ambos con ternura

y bésalos.


Sigue coloreando hasta que te canses

como si la vida dependiese de ese instante,

canta una nana con voz tenue y acunaos ambos:

tú a él

y

él a ti…


Abrázame y acúname,

yo soy una niña y tú mi madre;

quédate aquí en mi dibujo y vámonos…

yo soy tu madre y tú mi hijo,

quédate conmigo…

prometo abrazarte y pintarte pompas azules,

soles bermellón,

nanas magenta

y amor del color que tú quieras,

sólo quédate conmigo y con tu padre...

“ea la ea,

mi niño Manolillo,

dormío se quea”.



Para "Braguitas", pero para la "Braguitas" mujer... ¡te quiero!

y para Paula,pero Paula la niña; por ser la inspiración... ¡te quiero!



martes, 1 de diciembre de 2009

LA ESPERADORA



La esperadora revolotea,

se despereza por las mañanas

con la sábana dibujando su perfil derecho

y las manos nostálgicas de amor intensificado.


Miro ahora por la ventana y hay una esperadora

cruzando el paso de cebra,

con un cigarro rubio entre los labios

y bolsas recicladas del Carrefour en ambas manos.


La esperadora anda por la calle,

se recoge el pelo en un ademán

casi robótico

y sigue caminando como hipnotizada.


A veces, descubro a la esperadora en los ojos

de los niños,

que también esperan…

y la calmo con una caricia en la mejilla.


Hay días que la esperadora se topa de frente

con más como ella,

a veces,

con el esperador

y se reconocen,

se besan

y siguen esperando…


La esperadora se suele poner el pijama pronto,

recoge la ropa tendida

y mira la nevera;

mañana los niños se levantan demasiado temprano

para su edad,

pero tampoco es un problema que suponga

el fin del año que acaba.


La esperadora fuma despacio

cuando todo está en calma,

apaga el cigarrillo mecánicamente

y se lava los dientes;

después se mete en la cama despacio

para no despertar al volador

que descansa tranquilo;

casi siempre,

sin esperar nada…

y ese es el único instante en el que

la esperadora reconoce a Morfeo

y la convence de que esperar es demasiado gasto

para sus ojos de esperadora

y su piel cansada.



(¡¡por los regresos!!)