NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL

NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL
BLOG DE MARIA

OTRO MUNDO ES POSIBLE

OTRO MUNDO ES POSIBLE
CUANDO LO SOÑAMOS JUNTOS...

lunes, 31 de diciembre de 2007

...desde mi exilio...


¡¡¡ FELIZ 2008 !!!


Ando por un pueblo de Jaén, con muuuuuucho frío y gente pequeña por fuera y grande por dentro; las cosas no van como yo quisiera, pero eso es la p....Navidad (uy perdón)... lo mejor de este pueblo "maldito" son los amigos, pero sobretodo sobretodo...MINANI, que es la mejor mujer que jamás conocereis.


Por lo demás, desearos que este año nuevo a estrenar os traiga lo que deseeis y confesaros que sigo manteniendo la esperanza de que haya cosas que cambien...


Un beso enorme de 2008 y ..... os añorooooo...


¡FELIZ AÑO NUEVO!

martes, 18 de diciembre de 2007

NO QUIERO ASUSTARTE


Te tengo que contar un secreto:
te vi diferente…, tenías otros ojos,
los del dibujo: de lápiz,
hechos de lápiz o Photoshop…,
extraños y enanos,
me parecieron casi perfectos.

Te lo digo bajito para no asustarte,
al fin y al cabo,
somos extraterrestres en este caos celeste
y cuando hablamos,
todos chillan y se les revuelven las entrañas…,
esas entrañas que son suicidios de los que,
como tú,
añoráis los suspiros de antaño.

No quiero asustarte cuando te diga
que creo que te quiero,
no como antes,
si como ahora:
tal vez, más…
o, quizá, distinto…
porque te he tocado de acero
y te he besado de nieve,
cuando me miras eres azul celeste
y hecho de lava,
de pavías y
de cal viva…
Quiero contarte que me mueve tu cuerpo,
para comerlo y saborearlo,
aspirarlo,
hacer que el placer te dure dos segundos más
que antes,
que ayer…
y estremecerte desnudo
¡siempre desnudo!
entre mis muslos calientes…,
pero no quiero asustarte…
No quiero asustarte
si te cuento que eres otro,
distinto,
y creas que me fui para volver:
loca y con espinas,
oscura
y de otra boca,
que ni es azul ni está ardiendo…
para ti...

miércoles, 12 de diciembre de 2007


¡Hola! por fin he vuelto, no sé por cuanto tiempo pero voy intentar pasarme por aquí de vez en cuando; muchas gracias a todos por vuestro ánimo, la verdad es que me gustó ver cómo os seguís paseando por aquí. Esta semana no tendré mucho tiempo de hacer comentarios a vuestros post, pero la que viene pienso ponerme al día (gracias especiales a Alex por tu velita, me hizo efecto ¡de verdad! y a Mario, como siempre...)

Ahí os dejo esto último que escribí, tal vez suene a paranoia o, tal vez, lo sea...jejejej






Llegué al colegio el año que viene y me tuve que cambiar los calcetines dos veces porque decrecí dos centímetros. Colgué la mochila ayer y, antes de ayer, cuando la he cogido para ir hoy a casa de mi hijo a hacer los deberes, no tenía nada de nada, sólo estaba llena de billetes verdes de 500 euros. Los he tirado porque no me hacían falta para nada, los he sacado rápido y los he dejado fuera, dentro de mis bolsillos.
Me he sentado debajo de la silla y he escrito con las dos manos, el ordenador funciona mejor con los portaminas del 0.7, la letra verdana casi no me gusta, es difícil entenderla; es letra de médico cuando la hace mi nieto.
No sé bien qué hago aquí, sentada encima de la tele, me he vuelto a perder Barrio Sésamo, aunque el episodio de mañana acabo de encontrármelo paseando por el recibidor de esta casa que no sé bien de quién es…, casi siempre me pasa algo extraño cuando te vas… ¿cuándo fue ayer, hoy, te has ido…?

miércoles, 5 de diciembre de 2007

ME VOY UN TIEMPITO

..estoy malita, así que os abandono por un tiempo, con todo el dolor de mi alma....¡muchos besitos para todos y os echaré de menos!
muuuuacccckkkkkk

viernes, 30 de noviembre de 2007




I

¿Dónde estás vida?
¿en qué recóndito margen
del los días y las noches
te ocultas?
Te emplazo a quedarte a mi lado.

¿Dónde te multiplicas
vida de continuos amaneceres?
Mañanas de días y días,
noches de noches y noches;
silencios,
ruidos,
quebrantes compañías,
inquietantes sentimientos...
¡Vida repleta de vidas!
¿dónde te recreas?

Te invito a gozar de mi presencia.

Sé el lugar de tu trabajo,
conozco el fin de tu ausencia
¡vida creadora de muerte!
¡me deshago en esta lucha!

¡No te encuentro vida!






II

¿Por qué buscarte vida?
si ya te tengo entre mis manos;
tan sólo me asusta
que te derrames,
indomable,
y caigas al suelo.

¿Cómo no quererte?
si haces del frío calor,
tierra,
mares y
gentes ...
Para Nino

martes, 27 de noviembre de 2007

CAMBIO


Lo malo de los principios
es que están demasiado cerca
del final anterior.

Lo bueno:
que la senda que los separa
del siguiente fin,
es demasiado interesante.

Para SlaSergiobloguerollenodepúas, porque cambiar es interesante y arriesgado; y porque me apetece regalarle estos versos...


jueves, 22 de noviembre de 2007

A LA NIÑA DE LOS ABISMOS


Un abismo más en tu agenda
de papel de estraza y esparto,
hoy,
una tiniebla más para tu colección
de noches enfangadas:
con neblina,
luz de luna triste y
árbol deshojado.
Estos versos son para ti,
que eres una niña lúgubre y
colmada de espejos enmascarando
los abismos.
Las oportunidades bajan del cielo;
ese de santos y muertos buenos,
de cristos y de budas.
Tú,
entre dientes y sin sonreír de verdad,
dejas escapar el desengaño y
la rotundidad del sacrilegio
para las almas de los que te han querido.

Hoy, niña de los barrancos,
has logrado esculpir otro más
de los abismos que requisas.
Te dejo enardecida en tu mundo medio
de parajes movedizos;
mordiéndote los brazos y las manos,
almorzando tus ojos y tus vísceras...,
esperando que una camarera
te sirva en la cama
una taza de agua estancada.
Este poema fue escrito para una niña: nacida de abandono y sucia de las miserias de los demás; a mí me afectó bastante su sonrisa irónica y me produjo sentimientos opuestos (amor-odio). Hoy la niña ya es una mujer y anda vagando por..., no sé por dónde, con otra niña hecha de abandono, entre sus brazos.
Esto es para Nina, dónde quiera que esté...

lunes, 19 de noviembre de 2007

NO ERES TÚ, NO SOY YO...


Este poema se lo dedico a todo el que haya sido uno tras las palabras y otro diferente cara a cara...



Eres tú, pero eres otro
por las noches cuando no estás:
… enfangado hasta los ojos con una llamada perdida
entre las sábanas de esparto
y por entre las farolas apagándose y encendiéndose
… encendiéndome yo también.

Propongo un silencio prolongado que
vaya desde tu boca a la mía y vuelvas a romperlo
con otro enclave concreto que se acuesta entre mis piernas…
¡tú también lo propugnas, pero con más insolencia!
… me gusta cuando insistes…
Y espero
y tú también esperas…
y espero de nuevo un nuevo reto
que te convierta en actor
y a mí en protagonista,
porque ni tú eres tú esta mañana
ni yo soy la que aprieta los botones por la noche,
en este preciso instante.

viernes, 16 de noviembre de 2007

QUÉ SÉ YO...


…mientras comíamos pipas,
sentadas en los bancos helados
del Paseo a las nueve en diciembre,
esperando a Luis o a Rubén,
Carlos o Alejandro,
tal vez,
al final fueran Ilde o Jorge;
todo pasaba lento
mientras comíamos pipas en el parque.

A veces nevaba y otras llovía,
salía el sol y reíamos por los aprobados,
y al reírnos éramos más jóvenes,
pero menos que ahora cuando nos miro en las fotos.

Y me dicen que es nostalgia o
los treinta y…
a mí me hace gracia sentarme de nuevo
en los mismos bancos,
del mismo parque;
tal vez con Carlos que ya no es Carlos,
o contigo que ya no eres tú
y me siento, yo misma,
otra al mirarme en ti
y pienso que puede ser nostalgia,
o los treinta,
tal vez, me eche de menos a mí misma,
quién sabe…

Pero hoy, especialmente,
sacaría el abrigo del armario y te llamaría a la puerta:
- ¿Mary, está Paqui? –
y en cinco minutos,
lo más probable,
es que estuviera comiendo pipas contigo
y se me hubiesen olvidado los treinta,
o la nostalgia…
qué se yo…

lunes, 12 de noviembre de 2007

TUS MENTIRAS


Abandono es una palabra
que está hecha de gente como tú,
a la que ni la gravedad ni las tormentas
le afectan;
ni los discursos,
ni los adoquines levantados de la acera.

Hacer el amor contigo
deberá regalar abandono.
Despertar a tu lado
regalará
¡seguro!
nostalgia.

El abandono de las personas como tú
arranca caridad,
rezuma ambigüedad,
regatea entre dolores y sonrisas ...
y ...
¡si vuelves a abandonar a tus mentiras
al lado de mi casa!
... tendré que recogerlas bajito
para que no me reconozcan y
dejarlas, una vez más,
en el buzón de tu casa;
al fin y al cabo
son tuyas,
y yo hace tiempo

que dejé de ser tú.

jueves, 8 de noviembre de 2007

MI DELITO




Mi delito y mi torpeza
es desandar,
en un minuto,
la senda de mi edad;
acabar de romper los años,
para no volver
¡ nunca !
a tener recuerdos.


lunes, 5 de noviembre de 2007

NO QUIERO A MIS MUSAS


Estoy desencantada con las musas,
con la inspiración y
con mi alma.

Estudio el contexto,
inspecciono el terreno y
analizo texturas y el clima.
¡ Tengo el tema del que voy a escribir!
el poema empieza a dejar de ser mío…
¡estoy escribiendo!:
… la noche en Sevilla,
la Dehesilla de día,
La Teja, El Pilar de los Álamos,…
pero…,
sin querer y como siempre,
un abracadabra te trae a los versos
y apareces de nuevo
revolviendo las palabras;
calmado y sagaz te paseas ironizando…



Reaparece tu mirada y creo este verso:
“ marrón de alma y ojos…”,
siguen tus manos y acaricias mi pelo desde
el folio en blanco.
Y no dejas de pasearte
para que no pueda borrarte de esta mañana
que se cierne sobre mí y sobre ti que
ya estás dentro.


Estoy en desacuerdo con las musas
porque en mi pacto rompieron las normas:
Yo abría las puertas,
ellas cuidaban de que no te colases
entre mis versos;
tan sólo, cuando yo quisiera…
Y en mi inocencia,
te veo llegar,
con las manos en los bolsillos y
sin despeinarte.






Cuando les pido explicaciones sonríen
¡sátiros como, a veces, tú!
y me chantajean:
si quiero versos,…te quiero a ti;
cuando tenga un papel en blanco te veré a ti,
si dibujo un color, … se tornará marrón como tu iris.
y si, con un puñal,
me destrozo la mirada para no verte;
ellas se irán y no volverán,
y tú ¡seguro!
aparecerás, de vez en cuando,
para recordarme que se han ido.

sábado, 3 de noviembre de 2007

LAS EDICIONES DEFORMADAS


...Este poema lo encontré rebuscando por entre mis cosas y me topé de lleno con él, no sé bien por qué lo hice, pero sí a quien me recuerda; tal vez, ni siquiera lo hiciera para esa persona que me viene a la memoria hoy (tengo sueño); de todos modos, quiero dedicárselo a mi padre, aunque él no lo leera y si lo hiciera, provablemente ni se enterara de lo que estaba leyendo; pero es un homenaje que le hago entre nosotros, para que se quede por aquí deambulando o, simplemente, existiendo...Me cuesta decirle que lo quiero, creo que no sé, pero se lo dejo aquí escrito, tal vez, algún día alguien me enseñe a decirle todo lo que casi nunca sé decirle, o lo mismo esto siempre se queda así...



Las ediciones deformadas de tu vida
son las que me apasionan y me interesan:

Saben a taberna y a veinte duros,
son de olor a tabaco negro y
la nostalgia es la tapa.

La claraboya que vislumbra tus adentros
que son tus ojos y tu aura,
es la que enlanguidece la apatía
para rodearte con la mirada:

Sabes a bulerías y a kus-kús,
a alba ebria de vino y chocolate,
a profundidad de abismos sin retorno.

Hecha de deshechos del picón de brasero,
como el ave fénix,
para resurgir de brasas consumidas y destrucción:

Eres tú espejo de almanaques sin páginas,
de estrellas sin cielo.
de luz sin sol.

martes, 30 de octubre de 2007

CON LOS OJOS CERRADOS


Me imagino que no tengo voz…
y que no te puedo describir el paisaje,
entonces,
tengo que cerrar los ojos,
concederme la gracia de ser narradora en off
(como cuando te contaba cuentos…)
e inventar un lienzo para pintar todo lo que no ves
y yo sí…
Narradora con las manos…
- ¿qué te cuento?-

Defino el cielo de noche,
con estrellas y un cuarto de luna…
ahora le prendo un pequeño balanceo de nubes
ocultando la osa mayor
y empieza a llover.
Me estoy mojando…

Los pinceles endurecen el trazo
porque estoy pintando la tierra y los olivos,
pero…
¡los borro!
y le añado albero y un poquito de calor.
Me asfixia esta humedad ardiente…

El aguarrás me recuerda a ti y a tus vidas
y le añado textura a las sombras de la Giralda
que se pinta ella sola…
¡yo no he sido!
uso precisión porque este puente la requiere…
casi estamos en Triana;
pero…
no me gusta dibujarte estos parajes y
se me cae el disolvente encima de la tela…
y deja de llover,
ya no hace calor…
Suena el teléfono y eres tú…
abro los ojos y contesto:
- ¿Sí? te espero en el Paseo…,
¿hace calor o frío?-

jueves, 25 de octubre de 2007

PRESENCIAS INTERMITENTES



Me llamaron por teléfono, tenía que acudir con rapidez a Córdoba, todos estaban allí y sólo faltaba yo, me estaban esperando.
Mientras preparaba el macuto, ese que sólo usaba cuando hacía un plan de este tipo, intuí que los nervios estaban aminorando la avidez con la que solía empaquetar dos braguitas, un sujetador, tres camisetas y un pantalón; el cepillo de dientes, el desodorante y poco más. Realmente tenía derecho a perder, en cierta medida, los estribos; a Julia la conocí en unos encuentros para discapacitados y conectamos, hubo una amistad y habíamos quedado en mi tierra para vernos de nuevo, después de dos años y esta vez, vendría con unos amigos. Yo me hice cargo y era la que no había llegado…, es lo que tenemos los miembros de mi familia, intentamos estar en los sitios puntuales y acabamos llegando los últimos…
El autobús fue puntual, yo fui (casi) puntual y logré cogerlo a tiempo. El teléfono no dejó de sonar, pero me relajé. El Mercadona era nuestro punto de encuentro y fue allí donde todo comenzó.
Bajé corriendo las escaleras y crucé la carretera (por supuesto cuando el semáforo estaba con el muñequito verde…o eso creo…), las puertas del supermercado se abrieron, cual mar lo hizo ante Moisés y, sin pensarlo, me fui hacia la sección de frutería que era donde me esperaban. Julia no había cambiado: organizaba y desorganizaba una compra que hacían una serie de chavales, ninguno mayor de 19 años y ¡de pronto! como si mi corazón la hubiese llamado, se giró… Se giró y nos miramos ¡por fin! el reencuentro tan esperado.
Hablamos, el mundo se paró y cuando pasó un instante decidimos hacerle caso a las siete personas que nos miraban sonriendo: -¡ Esta es “laMarta”!- decía con el acento peculiar que tienen los gallegos de la parte del norte. Uno a uno, fui besándolos: estaba el rubio que estaba bueno, el alto gracioso, el de mirada interesante, …, hasta que llegué al que jugaba con tres manzanas y no hacía demasiado caso a las circunstancias.
Cuando le vi, sentí eso que describen los guionistas y los escritores en sus obras: todo se paró, la gente desapareció y nos quedamos él y yo, bueno, más que nosotros dos, nuestras miradas. Nunca podría describirlo tan perfectamente como para descifrar todo lo que sentí. Lo resumiré diciendo que a partir de este instante, creí en los flechazos; porque me enamoré de él ¡ya está! ¡sin más! Yo, la que creí saberlo todo, la que se refugiaba en el equilibrio que había logrado, …, me enamoré sin poderlo entender: le miré, me miró y me vinculé para toda la vida a esos ojos azules, llenos de vaivenes y de arrugas.
Cinco días sin dormir fue mi historia. Cinco, mágicas noches, de encuentros furtivos en los diálogos de dos almas secretas y abismales. Un juramento de hermandad y de amistad y una despedida gris en la pista de aterrizaje de un aeropuerto…
Después de esto las tormentas borraron huellas, el lodo de las estrellas mal vistas nos inundó la mirada y desaparecimos. Un día volvimos a encontrarnos, pero ninguno nos reconocimos: él no era él ni yo era yo, éramos tan diferentes a nosotros que, aunque las almas se reconocieron, ambos les tapamos la boca para que no pudieran decir nada; al fin y al cabo, no quisimos volver a vernos, era sencillo…
Hoy he decidido volver y, de pronto, ya no somos Guadiana. Tengo hijos, un marido espectacular que sabe destaparle la boca a mi corazón cuando quiere escucharlo y mis mismas ganas de vivir, sólo que algunos amores más tarde…
Me gustó encontrarle de nuevo, la voz ya no es de niño y el pelo seguro que lo tiene más largo, tal vez pueda darle lo que nunca pude porque el chasquido de la flecha no me dejó, espero que la oportunidad la tengamos; de todos modos, todos tenemos presencias intermitentes que nos dejan sin respiración a veces y otras, simplemente, nos permiten recordar lo que fue, lo que pudo ser y lo que, lo mismo, no es nunca…
para mi hermano, el otro, el del norte...

domingo, 21 de octubre de 2007

¿BAILAS CONMIGO?


Bailando,
la danza ha comenzado con los pasos
mal dados,
sin compás:
Reclinada sobre tu cuerpo,
danzo encima de ti,
como tus versos encima de este poema…
lamiéndote,
palpándote,
mascando tus olores y tus pedazos de piel…

Respiración descompasada
como tu sonrisa desfigurando el rostro.
Música vocal derramada de ambas bocas:

Gemidos de sudor y altivos los cuellos,
tus manos en mi pecho…,
tus manos en mi espalda,
tus manos en mi sexo…


Me das la vuelta bruscamente

¡así me gustas más!
¡elévame!
¡recolócame!
¡hazme bailar!

Empezamos,
de nuevo,
a danzar,
esta vez, con ritmo:
Dos pasos dominando la situación:
UNO ,
DOS,
UNO,
DOS…
uno, dos, uno, dos, uno, dos…
Con este vaivén planeamos
sobre nuestras cabezas,
a tanta altura te reconozco más bello aún…
uno, dos, uno, dos…
más hombre y más tú…
uno y dos.

UNO Y DOS…
te dejo danzando sólo
¡tengo que bajar!

Voy a mirarte un instante
danzar en tu soledad,
yo encima de tus versos…


Mientras me besas la boca y el cuerpo,
reconociendo tu saliva mis encías y mis piernas…
la luna sonríe porque,
astuta,
tiene algo qué contar…
desde arriba ella lo ha visto todo
y comprende que la música
la hemos puesto ambos,
para dejar de andar
y acabar en la cama,
descansados….

¿Bailas conmigo otra vez?
… están cayendo “mijitas” fuera de ti.

viernes, 19 de octubre de 2007

toc, toc.


He vagado por las calles de Dos Hermanas
buscando, como siempre,
los secretos de los balcones,
de las figuras tras las cortinas y
de la gente que es como tú.

Paso a paso,
el sol aprieta a las quimeras
de mi frente.
Ando sin dejar de sonreír y
sin perdonar a los que no di permiso
para arrebatarme esa mueca del alma:
¡cerdos inhóspitos!

- ¡cómo puede quemar tanto el sol aquí!-
algún día se lo voy a preguntar a la Giralda…

Me inquieta soñar más de lo que esperas,
o leer menos que antes porque
estamos juntos y
prefiero seguir restaurando con la vista
los edificios amarillos y blancos
y los recuerdos…,
siempre están conmigo aún habitando
en el pretérito de otros ojos y
en el presente de otra boca.

¡Cómo esperas que te acerque a lo absurdo!
si eres amarillo y blanco por dentro…
cuadrado de razón y voluble de alma…


…toc, toc,…
viajo sin maleta y sin billete,
andando por Dos Hermanas…
me aprieta el cinturón y los zapatos
¿me prestas un cachito de sol para ponérmelo en el pelo?
No quiero amistad ni amigos,
sólo un trozo de razón que me desenganche de la oreja
este rayo de luna que me tiene paralizada…
…toc, toc…¿me escucha alguien?
toc, toc…

IBAMOS DE UN SITIO A OTRO...

Este poema ya fue una entrada anterior, pero se lo quiero regalar al que nunca me lee, porque se lo debo; porque aunque él no estaba cuando lo parí, lo hice para él, no sabía quién era y lo fabriqué de él...


Íbamos de un sitio a otro de la habitación,
como rebotando
con los versos de los poemas.

Tú asido al primer verso
yo reenganchada en el segundo,
de la esquina izquierda a la pared;
erguidos en unos cuantos renglones
… como estos.

La frente caliza de tu cuerpo duro agachada
en el tambaleo pacífico
de lo que se hace porque se quiere,
desnudándome de ayer:
- ¡te estoy recitando el cuerpo hoy!-

La palabra libertad flotando
por entre los soplos sesgados de brisa sulfatada,
más metáforas para decirnos te quieros extravagantes,
versos más cortos y más intensos,
retórica absurda como todas tus mentiras,
circunloquios exquisitos,
sinalefas,
encabalgamientos…

lunes, 15 de octubre de 2007

OFF


...para Mario, por la crítica constructiva: ¡Va por "usté" maestro!

OFF
Nosotros somos un “abecedé”,
un “unosdostrés”.

No hay amor, pero sí normas:
las reglas del descontrol.

Si me besas:
“tresdosuno”…
off…

miércoles, 10 de octubre de 2007

AMIGA DE TRES CUARTOS DE HORA


Este relato es para mi madre..., porque ella se encontró con Cava algún día y yo me encontré ayer con esta Sevillana...




…Erase que se era; una mujer redonda, como las de cuadros de museo: redonda, blanca y, aparentemente, complicada…
Poco más tengo que decir de ella, tampoco la conozco tanto, esta historia será corta porque no hay mucho que contar; tan sólo que esta mujer curvada y anónima (cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia) me paró ayer al salir del instituto y me contó este cuento, que de cuento no tiene nada y que lo tiene todo; esta retahíla sin sentido y con todo el sentido del mismo mundo y esta vida que no es de película pero lo es plenamente…
Ayer estaba vacía de musos, quería compartir con vosotros algo y…, ante el fracaso (en cuanto a comentarios se refiere) de mi último post; he decidido invadir la intimidad de mi “mejor amiga” de tres cuartos de hora y relataros de manera literal y en versión extendida, todo lo que aquella “loca” me contó.
¡Empiezo!
La mujer blanca, me cogió del brazo, me arrancó los ojos de cuajo y se los colocó encima de su enorme pecho (dijo que allí estarían mejor), agarro mis pabellones auditivos y los alargó, estirando y estirando hasta que fueron algo más grandes que los de Dumbo y de un golpe seco me sentó en el recoveco que quedaba entre la puerta del instituto y un naranjo medio muerto que esperaba su entierro.
-¡Eh, tú! ¡la de la frente grande! te ha tocado escucharme…-
-Sólo quiero ser libre, como las palomas de la Plaza de San Marcos, ¡bueno, no!...como esas no, que esas dependen del trigo que le lanzan los turistas…, si no…se morirían…, aunque … tal vez acabaran comiendo las sobras, la basura, podrían vivir…¡¡si!! si quiero ser como ellas. Quiero ser libre, tener hijos y poder quererlos. Quiero sentir cosquillas y ponerme nerviosa cuando Jose vuelve de todos sus viajes y no poder dormir cuando se va (¿quiero ser dependiente de él?)ummm…¡si! ¡quiero serlo!.Me gustaría seguir yendo al pueblo en los puentes y las vacaciones a ver y a oler a todo y a todos los que dejé allí, al fin y al cabo, siempre acabo echándolos de menos. Quiero esperar a los amigos, a que lleguen, aunque llamen poco y les haya gritado a menudo, ellos saben como soy; yo sé como son… Me encantaría seguir ayudando a los locos, ¡soy buena en eso!, y bebiendo alguna cerveza de más con … ¡con todo el que tenga algo de qué hablar! Deseo con todas mis fuerzas soñar en alto y luchar por lo que creo, querer a mi sobrina, seguir siendo rara, salvarme de mis infiernos, llorar todas mis muertes diarias y seguir mareándome por todos los ataques de risa. Quiero ser libre… y que me dejen serlo, no quiero aminorar el paso porque las estrellas se caigan y me destrocen el cráneo de lleno, con un riñón se puede vivir y con media cabeza también…, si me dicen loca que me lo digan, pero que me dejen ser fugaz y ambigua, redonda y blanca. Quiero que no me mientan y me saquen los ojos para guardármelos mientras escucho, no quiero más mentiras…¡no! eso no…
Se le saltaron las lágrimas…, o eso me pareció, besó mis ojos y los devolvió a su lugar de origen, amasó mis orejas y las rehízo, se iba con la cabeza agachada y me pareció menos gorda que antes, menos blanca y más pálida…, se iba hablando sola, como todas las “locas” de barrio que nadie escucha y que pueden ser yo… o no…

lunes, 8 de octubre de 2007



Un lienzo de colores vivos silenciaba la sala.
Acordes con los cerebros que pensaban,
infinitas las ideas que movían…

“Me alimento de las escenas que no crecen,
esas de huecos y rincones vacíos,
las que de oscuras sombras viven,
las que de calor desesperan.
Me alimento de las escenas que no crecen…”

(J)

“…de las escenas que desaparecen y aparecen,
de los rincones de la nada que es ella en mis sueños.
Escenas de nada que huelen a nada,
que duelen en todos,
que vacían las bocas de palabras y sensaciones…
Escenas que son enanos que jamás pueden volver a crecer,
que me resisto a guardar debajo de la almohada,
debajo de la piel,
debajo del pecho …”

Y nos vamos a seguir alimentando de las acacias marchitas
y los sopores ajenos
porque estas escenas que te plagio siguen estáticas
tal cual tu gesto,
sin movimiento y rezagándose cada vez más tras los naranjos y
bajo tus pestañas….


Me alimento de las escenas q no crecen,
porque se quedan desnutridas,
pegadas en las paredes de
todo lo oscuro que nos empaqueta las sonrisas.

Yo no tengo remedio,
tú tampoco,
ninguno de los cuatro, es buen jugador…

jueves, 4 de octubre de 2007

CRÓNICA DE UN “DES-CONCIERTO”


…Chispeante, podría describirse la sensación que embargaba a este “body-serrano”, el viernes cuando cogí el bus (línea 21) con mi hermano del alma.
No sabíamos bien si llegaríamos al destino pero, sin embargo, el cúmulo de nostalgias y las expectativas favorables de compartir este momento, camuflaban esta pérdida momentánea de rumbo. Seguir la rosa de los vientos que se dibuja en el instinto era mucho más apetecible que mirar planos y mapas…, en la magia el norte no existe…
La fila interminable de personas que, como yo, dibujaban sueños en el aire; rodeaba el recinto, la manzana, el barrio, … ¡en fin! un señor que había contado a todos los que por allí andábamos, más perdidos que otra cosa, decía que éramos treinta mil ¡no veas!, seguro que se levantó temprano ese día porque para contarnos tan rápido o era superman o super”algo” ¡qué envidia de super-poderes!, pero el problema era que allí los que de verdad sentíamos la grandeza del momento éramos mi hermano y yo ¿por qué se esforzaban todos en llegar antes que nosotros?...incomprensible…, no lo entendíamos.
Colocar un pie dentro, costó quitar tapones de botellas, esconder cámaras a modo de bocata de chorizo envuelto en papel de aluminio, ser registrados cual ladronzuelos de grandes almacenes, unos cuantos pisotones de “no-cívicos” seres que no nos reconocieron ni a mi hermano ni a mi…; casi nos jugamos el tipo accediendo al recinto que albergaría la especialidad de lo que llevábamos casi veinte años esperando; pero…, por fin, estábamos allí.
Comimos bocata de queso, nos equivocamos y casi comimos, también, la cámara digital que me regaló mi primo en mi cumpleaños (¡¡con todos los “megapixeles” que tiene!!), charlamos con Rocío (mi “mejor amiga” durante casi seis horas) y con su novio que también estaba sentado a nuestro lado, nos hicimos fotos, retratamos a todo el que tenía la dicha de pasar por allí, cantábamos, saltábamos, gritábamos (pero bajito..jejejeje) y esperábamos…: al final, esa era la meta, ese sería el gran momento…
Poco a poco fue haciéndose de noche, ¡flash! y las luces se encendieron al unísono: tres mil millones de bombillas, luciendo a la de tres y sin avisar… Me di cuenta despacio: como si el tiempo se parara observé bombilla a bombilla encenderse, con el temor que me provocaba saberme bajo ellas y siendo, signo inequívoco, de que todo iba a empezar; ya…, no había vuelta atrás, y todo volvió a apagarse para dejar que sonara música…
Mi hermano me miraba exaltado, extrañado, tal vez vi alguna lágrima escapar; poco a poco iba haciéndose enorme, grande, alto…
Mis pantalones se ensanchaban, las mangas de la camiseta se hacían largas, inmensas; los zapatos se salieron del pie ¡no podía ser posible! ¡estaba empequeñeciendo! ¡no podía mirar otra cosa que las luces apagadas y escucharlo sonar! mi hermano me agarró la mano y, creo que él también sintió algo raro paseándose por las sienes… No me quedaba más remedio que adaptarme a mi nueva figura. Todo lo sentía tal cual unos quince años atrás: casi no recordaba cómo el alma se me salía por la boca con algo tan simple como lo es una voz humana, lloré intensamente (sin acordarme de las facturas y la hipoteca), no tenía horario laboral ni síndrome de quemada, no tenía jefe. Le tenía a él que había vuelto para cuidarme; al fin y al cabo, era pequeñísima y todo el mundo lo sabía…
Cuando se encendieron los focos de nuevo, sentí como en un ¡plof! todo volvió a su sitio: mi camiseta, los zapatos, los pantalones y hasta las gafas que ¡por supuesto! se me habían bajado a la punta de la nariz. Me sequé las lágrimas y recogí los papeles de mi asiento.
Mientras esperábamos el taxi, se me cayó un euro al suelo, al agacharme me di cuenta de que me faltaba un calcetín. Miré a mi hermano y él sonrío: -se te quedó en el suelo cuando volviste a ser grande- si es que … a veces, hasta los que me rodean ven lo que sueño.
Me quedo con todos los “des-conciertos” como este, aunque sólo dure mi adolescencia lo que dure la música, aunque sólo sea una ensoñación compartida con mi hermano, es mía ¡y la quiero! Cada vez que los focos dejen paso una melodía, él volverá y yo intentaré no perder más calcetines…

jueves, 27 de septiembre de 2007

LA RESPUESTA


...ya logré definirlo:la búsqueda, los dolores de cabeza, este "no saber qué", los "sinvivires", el insomnio perenne y las ojeras diarias, los "no sé qué hacer", las lágrimas sin razón, el estrés postmaterno (sin tener hijos), el síndrome "no-premenstrual", el dolor de riñones, la jaqueca, la falta de oxígeno en los atascos y las estrellas apagadas del cielo a la hora de sonreir...

Todo tiene una explicación y no la vi. Como casi siempre y como ya conté alguna vez por estos lares..., ¡¡¡no veía!!!...señores... no veía cuando miraba y ...

lo tenía delante.

Tanto repetirmelo, a veces, me trae estas insospechadas consecuencias...Creí que un efecto secundario de esta "crisis extraterrestre" era que veía Gran Hermano y me entretenía..., pero hoy, que soy REnueva Relinda..., me sigue entreteniendo y... todo ello...por no ver, por no ver como la "cieguita" del Reality..., no ve en los laterales pero si de frente (aunque sea un poquito)...y por ahí, era por dónde andaba mi respuesta; revoloteando por entre el pelo y mi sién izquierda ¡¡¡mala "mujerrespuestadeloscojones"!(ups...tapenle los ojos a los menores que lean "COJONES"...es una palabrota, malsonante y políticamente incorrecta..., como mi respuesta... UNA AUTÉNTICA MOSCA COJONERA...)Y viendo Gran Hermano lo he descubierto: ¡¡¡no es un mal efecto!!! la chica rubia tenía la respuesta: no podía ver porque todo andaba por los laterales de mí misma...

Siento este desvarío mal escrito y sin sentido, pero...he de compartir con vosotros mi razón, la razón de tanto poema gris y tantas letras con la cara asi :-(

... NO QUIERO HACERME GRANDE...

martes, 25 de septiembre de 2007

BUSCAR


Estaba buscando, como siempre últimamente; a mi lado, al lado vuestro, debajo del cielo, encima del suelo e, incluso, por entre los huecos que dejamos cuando caminamos a la par que otro.

Sigo registrando el pasado, muy a mi pesar, para intentar descifrar este acertijo (innecesario) que me ha propuesto la vida y, así, tal vez lograr entender por qué..., la causa de todo esto que está pasando por mi cabeza día a día y que hace que no deje nunca de convertirme en una espía de mí misma: desconfiada y huraña, esperando siempre la sorpresa y la traición..., no sé expresarlo..., quizás el solano, quizás demasiados vacíos.

Cómo saber qué es la calma, el sosiego, la paz..., si casi todos los infiernos están conmigo o en mí, aún no lo tengo claro. Preferiría perderme hoy en el cielo de los buenos, de los que tienen Dios; porque hoy no creo en algunos amigos y eso, es tan doloroso como saberte muerta estando viva, hacer añicos lo que nos ha unido para desunirnos sin más..., no logro comprenderlo; y ...estoy lejos de hacerlo..., lo presiento...

Hoy no estoy demasiado aquí y, sí, más allá: desengañada o ..., sola..., tal vez triste o... apática; tampoco voy a procurar descifrarlo, voy a tomar un ibuprofeno, dejar que la fiebre se pase y seguir buscando..., eso y tú(que no estás) es lo que me queda...

miércoles, 19 de septiembre de 2007



voy a escribirte a ti, hoy me apetece rememorarte, regresarte…
¡espera! voy a guardarme las lágrimas en la estantería de arriba, la más alta, y prosigo…, con ellas encima no podría continuar, casi siempre se me atragantan cuando te rememoro y te traigo ( y atraigo) a mi, conmigo…
Me he revuelto, de nuevo, entre los bolsillos para pagar la última copa y te he encontrado. Estabas, como hace años, mezclado y revuelto entre pañuelos y la agenda…, me encontré un cigarro y ¡he vuelto a fumar!, cinco años no son nada…, si lo comparo contigo y la nicotina que me has regalado…¡ser extraño! Cinco euros no bastan y miro en otro bolsillo, también me esperas ahí…, esta noche es nuestra y…, casi no quiero…
“…lo bueno no debería ser tan breve…” hoy es noche de locos…, tuya y mía…de él…
Te paseas por entre los altares, semivestido, semidesnudo…, casi transparente y…mío, de la poesía…, borracho… -¿me pagas la última copa?...no tengo más dinero, sólo andas tú por entre mis cosas y con eso no basta ¿te vas? yo, tal vez, si quieres…, me vaya contigo-
Los bares oscuros dejaron de gustarme cuando me quité de fumar, me recordaban a ti y hoy, por eso me abandono a ti, al fin y al cabo, eres un delirio ¡no existes!
Soy necia porque te escucho irte, como todos los días, y me arrastro encima de esta barra de alcohólicos somnolientos y sedientos, para buscarte…, tras el traje negro…
…quizá te quiera
… voy a dejar de escribirte a ti…, me clavé el cristal de una copa, la última que te dedico hoy; mañana, con suerte, no me acuerde de nada…

martes, 18 de septiembre de 2007


¿DEJAR DE QUERERTE?


Cuando permaneces,
inmutable,
semivestido,
recostado en el sofá
callando a mi alma con la tuya,
cultivamos,
ambos,
las ganas irreverentes y permanentes
que disfrazamos en los resquicios de memoria;
las ganas, insustanciales,
de odiarnos,
de desgarrarnos las vísceras hasta desangrarnos.

Cuando tu faz de cera se crece,
soberbia y estirada,
no se me hace bella;
cuando el rostro,
esperanzador,
de ángel que me embriaga;
se vuelve mueca del infierno,
a veces,
¡sólo a veces!
me sigue apresando la gana de dejar de quererte.

domingo, 16 de septiembre de 2007

DESPUÉS DEL ÚLTIMO TREN


“… Después
de la prisa cansada
de los últimos trenes
nada vuelve…”
(Luis García Montero)

Después de la prisa cansada
del último tren
nadie volvió...

Hubo silencio dos segundos
y el tercero…
el estallido de los móviles,
inmovilizaba la certeza
de estar vivo.

Después del último tren
hubo muertos y recién nacidos:
Concesiones abrasadas
de dioses podridos,
poderosos herederos
de un reino de desprecio
y mala sangre.

Después del último tren
cayó el silencio,
entre manos rojas
y manos blancas:
¡otro muerto!.

jueves, 13 de septiembre de 2007

TRAS LA DESPEDIDA

Casi como el dolor del correo
te quiero,
tan hondo como la herida
que me causan los kilómetros,
tan fuerte como la añoranza
que refleja tu voz al teléfono.

viernes, 7 de septiembre de 2007

NADIE O NADA...

Hoy me he hecho desaparecer del bochorno que me asfixia,
con un chasquido de dedos,
mágicamente,
me he transmutado y de carne,
he amanecido en nada,
en nadie,
con nadie y
sin nada…

He despertado a tu lado
¿o no estabas?...tal vez no,
pero el aliento no era ebrio ni nicotínico,
era un vaho extrañamente artificial,
como un truco de prestidigitador alcohólico
que, a veces, resulta magnífico y otras tantas
caótico y triste;
como mi boca y mi voz
y esta sensación de no saber qué sentir o
qué hacer,
aún cuando acaba de salir el sol
y un clic de dedos ha condicionado el seso.
Quizás debiera levantarme o…
puede que fuese un error,
¿puedo levantarme?
si recapacito y soy elocuente,
puede que,
al no ser nada ni nadie,
mis pies y mis piernas estén hechas de vaho o
de simple aire y
ni siquiera sepa volar y…
no vuele
y me caiga
y no pueda ponerme en pie
y me quede diez días sola,
tumbada…,
y cuando venga la policía haya muerto,
sin decir todo lo que tengo que decir
a todos los que nunca digo nada,
porque de nada estoy hecha hoy y…
no sé si soy nadie o alguien;
pero tengo tanto que decir…,
tanto que hacer…,
tanto que amar que…
con otro chasquido de dedos empiezo a desperezarme,
a abrir los ojos,
a despertarme siendo yo,
contigo al lado,
el aliento extraño,
pero…
como casi todas las mañanas,
después de noches como esta…

miércoles, 5 de septiembre de 2007

MIENTRAS COMO...COMES...COMEMOS...

Irak preocupa
a poetas solidarios y
eruditos de las ciencias y
el saber social…,
Irak preocupa
porque la televisión
se preocupa,
porque los periódicos
se preocupan,
porque del preocupado
será el reino de los cielos.

Sus muertos son compartidos
por más rostros desconocidos,
de países sin nombre
para televisiones y
televisivos…
¡Destrozando el reino!
¡Soldados de plástico y hueso!
¡críos de hueso y plástico!

Irak me preocupa a mí,
porque un día
decidí seguir comiendo
mientras intuía lo que podía ser
la pierna desgarrada y sangrienta
de una anciana de mercado...

¡no, me preocupo por este corazón maldito!
hecho, ya, de costumbre...
¡mala alma!

Años antes,
también concluí un almuerzo
con las moscas ambivalentes
en la boca de los,
ya no tan televisivos,
niños de barriga descompensada…

¡Irak no deja dormir!
¡Bosnia tampoco nos dejó!
¡Agraciados somos!

este es el término de mi concienciación:
… el Tercer Mundo de desiertos y
rostros sin carne
ha ido desapareciendo…
¡no podemos con tanto!
mejor que los televisores
sigan mostrando las desgracias actuales…
los negros con mocos y hambre
para el Dios que existe
cuando existen los remordimientos,

mientras tanto,
voy a seguir almorzando;
al fin y al cabo,
ese mundo está tan lejos...

porque cambiar el mundo no es tan difícil, sólo hay que empezar a ver cuando miramos, a nuestro lado empieza todo....

lunes, 3 de septiembre de 2007

CARTA PARA NADIE


Hoy, amor, duermes con un extranjero que me arrebata la potestad y la patria. Velado te hayas por unos ojos extraños venidos de lugares dolientes, visitados por ambos ¡tú y yo! en contadas ocasiones que, tal vez, sean menos por mi memoria dolida; por este pretérito presente que me aturde cuando te hablo.

Querido dolor:

Hoy, no queda más adiós que este que te narro: amor deshojado de otoño, invierno y tiempos estivales; amor enjugado en despedidas y llanto, sin azules en el iris ni sonrisas en las sienes ¡amor roto de calma en medio de las trincheras!
Ayer cuando te traje a mis abismos, sin camisa y sin pasado, reconocí a tus auras por el arrebato de las mías; por la aceleración descompasada de los latidos y el pulso; por el escrutinio de tus ojos en los míos; porque el perfil de tu boca y tus palabras ya lo predicaron profetas en mis sueños.

Cuando te permití invadir mis benditas soledades olvidé recordarte que el sol se pone a diario en la calle y que en mi casa no es diferente; olvidé recalcar que en mis días hay trabajo y que me paga el alimento, ¡ay amor! olvidé dejar de quererte después de la carne, de las mañanas frías, de las esperas en la puerta del aseo, de los domingos con café y churros, de los atascos en la SE-30... ¡olvidé abandonar y tú no!.

Tendría que dejar de escribir estas palabras, que se clavan en la garganta, sin dejar de respirar; si fuese elocuente y sagaz atravesaría ¡de una vez! la puerta y detonaría, al fin, la bomba que es la vida sin ti, pero... ¡no quiero! No quiero descubrir la tele apagada y la cama vacía ¡esta muerte no es mía y no la quiero! Tú duermes con un extranjero y me voy muriendo ¡no me des más noches de recuerdos! ¡no cruzaré nunca el umbral de la realidad! ¡no quiero más “no te quiero”! ¡me quedo!

Querido amor, te añoro... Querido amor, me resisto al desamor... Querido amor, no te marches.

Voy a palpar, de nuevo, mi vientre; por si dentro de él quedase algo de ti y, así, no te fueses del todo. El tacto está vacío, ni oculto ni pasajero ¡nada! ¡no encuentro al hijo de nuestras entrañas! ni en la vagina, ni enredado entre las tripas... Él también se ha ido contigo y con el extranjero... Me has arrebatado tus manos y tus alientos. Me has quitado las noches en vela y las de profundo sueño. ¡Me has quitado a mis hijos! ¡Me has robado a mis nietos! y esta mañana se fueron hasta tu mar mis nueras y mis yernos... Mar extraño...

Quiero deshacer los bufidos estúpidos y extravagantes que resoplan en mi frente cuando miro tu foto...y no puedo. Anhelo destruir la memoria y estrenar días nuevos sin tu voz y sin tu ira, ...pero... no puedo. Medito la manera de construir frases sin colmarlas de badenes y llantos... ¡no puedo!

Este cielo que fue tuyo y mío se cae cada palabra más, encima de mi dormitorio; el suelo se oculta bajo la ceniza de las estrellas apagadas, ensombrecidas de desdicha e ira ¡todo a mi alrededor se derrumba! por no decidir estrenar el dejar de quererte...

Hoy, amor, voy a hacerlo. Cuando despiertes con tu extranjero ya no estaré yo, desolada, arropando con mi tristeza vuestros cuerpos; me habré ido para siempre dejando este país que éramos los dos y ni tu extranjero será extranjero, ni yo seré habitante de tu mundo de cicatrices.

Hoy, amor, cuando te levantes seré yo en tierra de nadie.

sábado, 1 de septiembre de 2007

DÉJAME SER LIBRE

“Déjame vivir, libre…”
(Pau Donés y “la Mari” de Chambao)

Déjame vivir, libre…
Y cuando llegue a casa,
después de ver llover en la calle
voy a contarte cómo hacer para que
puedas ver el sol,
conmigo o…,
tal vez,
a solas contigo mismo.

Déjate a ti, ser libre, como ….
las manos de los que te palpan,
las bocas de los que te hablan y
las almas de los que te amamos;
sé libre para regalármelo y
estamparlo en las plantas de mis pies si,
alguna vez,
me equivoco y te piso o…,
soy consciente y lo intento.
Para eso también puede servir esta libertad
que nos espera en el alféizar,
paciente.

Vamos a ser libres ¿de acuerdo?
no tengo que dejarte…
lo fuiste desde que llegaste
hasta ayer,
que me pediste cárcel y la rechacé…

DE ESE ES EL ALMA

Del que roza la virginidad
con el tacto húmedo,
del que la destapa sin mirarla,
sin sentirla.

Del que traspasa el dolor
que procura el perderla
y del que no la quiere
porque la sabe suya.

Del que roza la virginidad
y no la calma...
¡de ese es el alma!

martes, 28 de agosto de 2007

ÍBAMOS DE UN SITIO A OTRO


Íbamos de un sitio a otro de la habitación,
como rebotando
con los versos de los poemas.

Tú asido al primer verso
yo reenganchada en el segundo,
de la esquina izquierda a la pared;
erguidos en unos cuantos renglones
… como estos.

La frente caliza de tu cuerpo duro agachada
en el tambaleo pacífico
de lo que se hace porque se quiere,
desnudándome de ayer:
- ¡te estoy recitando el cuerpo hoy!-

La palabra libertad flotando
por entre los soplos sesgados de brisa sulfatada,
más metáforas para decirnos te quieros extravagantes,
versos más cortos y más intensos,
retórica absurda como todas tus mentiras,
circunloquios exquisitos,
sinalefas,
encabalgamientos…

sábado, 25 de agosto de 2007

NACIDA DEL ABANDONO

El nacimiento ha concluido
minuciosamente,
extrañamente frío,
confinado en el cuarto oscuro y
albergado por ellas y sus víscera.

Como el coco de cuentos;
ellas han nacido
de un saco y un abandono.
Espiradas madres y
obstinados padres,
ellas han nacido
para callar,
para molestar,
para calmar las heridas
de curas sin dios y
creer desde la cuna del destierro
en sueños y secretos,
en Reyes que nunca serán Magos,
en días que serán noches sin tregua y
en bíblias que,
sin querer,
no las nombra a ellas.

viernes, 24 de agosto de 2007

¿DÓNDE ESTÁ DIOS HOY?

“ ... dónde está el cielo,
dónde está dios que no lo veo ...
(Jorge Drexler)

Cuando desperté vi el cielo por la ventana,
contigo
vi los azules oleosos y uniformes
pintando mi cabeza
y sonreí.

Cuando caminé descalza,
directa al café,
me pregunté dónde estaría dios esa mañana;
si estaría desayunando,
como yo,
o pasaría el día durmiendo,
como ayer.

miércoles, 22 de agosto de 2007

PUNTO Y FINAL

...he vuelto a casa...

MI DELITO

Mi delito y mi torpeza
es desandar,
en un minuto,
la senda de mi edad;
acabar de romper los años,
para no volver,
nunca,
a tener recuerdos.


jueves, 16 de agosto de 2007

SOY MENTIRA

Yo soy mentira,
a veces soy de aire y
otras,
de arena.

Me miento y me transformo,
soy lo que quieres que sea,
sin más vueltas de hoja,
mentira...

De plástico y de mármol
otras tantas...,
de acero y de metacrilato...,
transparente o fría,
suave o hermosa,
eterna y delicada,
ruda o granulosa,
casi siempre,
plastiforme...,
y de mentira.

Cuando me indigno con tu guerra
me vuelvo sincera y
dejo de ser actriz,
dejo a los payasos debajo de la carpa...

me transformo

en piedra,
en tormenta,
en nieve y
en humana...,
eso es lo que más me cuesta...

viernes, 10 de agosto de 2007

BOLSILLOS DE ESPERANZA

...Un día un amigo mío me exigió que le contara donde había estado y a dónde iba, luego lloraba mientras me decía que no estaba suficiente tiempo con él ni con su hijo, me gritaba con los ojos y me hacía prometerle que le regalaría exclusividad para el próximo cumpleaños.
Cuando llegué a casa apareció el caos y llovía, no sé si el agua caía desde el techo o desde mi propio corazón.
Me volví loca.
... Ayer me reencontré con el hijo de mi amigo y un anciano solitario a su lado, estaba medio sordo, pero gritándole le expliqué que aquel día de Julio me marché, loca, porque tenía una vida y elegí quedármela, sin pensar en nadie más que en mí y mis bolsillos cargados de esperanza...
Prefiero la soledad a los teatros, no me gusta mentir ni rezar...

domingo, 5 de agosto de 2007

...IVÁN


Dártelo es mi privilegioy como te lo doy, te lo podré quitarun corazón no es para siemprea veces tienes q devolverlo...-la noche es mágica también, no?--y trágica.me pasaba las horasacariciando mi heridase me iban los días....-no me pidas q te esperepor que siempre q esperoestoy persiguiendoYo intentaba escrutar las estrellasmientras tu te pintabas las uñas de los piessi, te veré surfear de nuevocon tu traje de sirenay tu tabla plateadaen una habitación con vista... con una desconocida que conocíen mi búsqueda de la felicidadmi vi interrumpido por la metafísicaescribo sobre ti desde hace muchoincluso antes de conocertey si no te veo aquíte veré en mis sueños....tengo mi tristeza siempre ahíescondidaponiéndose guapay cuento con ellapa q me sepa guiarmas alla de timas alla de mi

viernes, 3 de agosto de 2007

CARTA A MIS HERMANOS

Esto se lo escribí a mi hermano Lope y a mi hermana Nata un día al llegar del trabajo, como hoy necesitaba "chute" de energía, no por nada, si no por ayudar a decidir; pues... lo publico porque me gusta leer como los demás pueden ayudar a cambiar el destino de cualquier día "cualquiera"...jejeje... ¡ahí va!

Hoy me toca decir algo bonito a mí, porque llevo una semana horrible, de esas que son feas desde el principio y acaban después de sentir que eran siglos los que transcurrían y no días de horas y minutos como los de las rutinas normales.
No me he sentido con ganas de “exteriorizarme”. Me he vuelto egoísta más por cansancio que por otra cosa y he percibido esa apatía de la que hablabas recorriéndome por dentro… ¡No quiero ni recordarlo! ¡Qué feo es cuando te duele el conformismo sin más!
Pero… hoy, cuando he acabado de currar, y he dejado a mis niños en su sitio e iba yo para el mío (¡¡pobres mis críos…vuelven a pagar mis dolores de dentro!! Esas lágrimas me las guardáis en una cajica chica ¿vale? Necesitaré buscarlas a menudo, para mi desgracia y la de ellos)…pues ¡eso! Cuando abandonaba ese lugar que rezuma ¡eso mismo!... ABANDONO…, tenía en mis manos dos opciones: …o seguía en la dinámica de la pena, la nostalgia y esta tristeza hecha de cansancio y soledad; o… disfrutaba de algo bonito… le he propuesto a una compi comer conmigo y ha aceptado, otra nos escuchaba y se ha apuntado y ¡en fin! me he convencido de que hoy iba a dejar de estar triste, que no explotada y enfadada con mi jefe, pero…, por lo menos, alegre ¡¡hay tantos a mi alrededor que se lo merecen!!... pero el colofón lo ha puesto el llegar a casa (¡qué bien suena eso!...llegar a mi hogar que no lo es tanto porque no está Jaus, pero que mantiene su olor en las paredes o, por lo menos, a mi me lo parece) y leer este mail continuado que os habéis enviado…, he llorado todo lo que me tenía guardado para este preciso instante, porque Mr.D (como Ilde llamaba al Señor Destino cuando rondábamos los quince años y éramos más románticos…) me lo tenía reservado como final de este turno asfixiante y falto de motivación.
Gracias amigos por teneros y por reengancharos al tren, a los perdidos gracias por buscar y encontraros.
Algunos nos enjaretábamos el corazón a diario con tus miradas gachas y tu semblante serio; el día se me ha abierto al saberte en un sendero de, por lo menos por lo menos, baldosas con algún color bonito y chillón de esos que a mí me gustan…, no sabes cuánto me alegra leerte hallándote… ¡¡ eso es bonito para mi y me lo acabas de regalar!! Espero que te pasees de vez en cuando por mi camino azul, rojo, verde y naranja; tú formas parte de él por ser mi hermano y mi amigo…
Y a ti, la que se levanta ocho veces, gracias por convertirte en mi media naranja en la empatía y la amistad auténtica…, te quiero cada día más y me encanta decírtelo, estás hecha de tantas cosas pequeñas que eres enorme, tus sonrisas para mí y tus lágrimas también; se las dejo a ésta y a éste, pero me quedo con cuarto y mitad para mis días de minutos que son siglos y viceversa.

Todo lo bonito que quiero deciros es que esta semana era fea y ya no, un beso de cariño por la parte que os toca y otro para mí por la que me toca por ser fuerte …
Vitamina C para los dos y sonrisas a porrones para los tres.

María

viernes, 27 de julio de 2007

LA CIGÜEÑA SE SUICIDÓ

Hoy la cigüeña ha vuelto a suicidarse de camino a casa... es extraordinario sentir como las alas revolotean alrededor de las piernas y se enredan haciéndote, casi, volar...
Cuando he levantado un pie para acariciarla y agradecerle el paseo, ha tropezado y se ha estrellado contra el suelo... he intentado reanimarla, pero se ha difuminado con las baldosas de la terraza y ha desaparecido ¡sin más! ...me han dado ganas de llorar

lunes, 23 de julio de 2007

BIENVENIDO

Hola...¿qué tal?...llevaba tiempo sin esperarte, pero... el mundo se reorganiza y el viento sopla distinto cuando las vistas se vuelven y se devuelven...
Bienvenido hermano,amigo,ser extraño hecho de azar...

CARRETERA A-4

Vamos siguiendo el hilo,
blanco,
de la carretera;
con las alfombras medio verdes
de los laterales,
medio azules también si miras
hacia arriba.

Dos molinos,
perdiéndose,
han aparecido en dos segundos
para volver a no existir
mas que en mi memoria:
fabricada para olvidar.
Los camiones me austan
porque son más grandes
que tú y que yo juntos...,
y pasan rápido al lado nuestro.

Intento fijar las retinas
en un punto exacto del viaje,
pero me mareo y todo pasa...
sólo puedo otear sin desvarío,
el final de la carretera,
al frente,
el horizonte difuso
que jamás es el mismo y
al que,
si soy impaciente y racional,
no llegaré nunca.

lunes, 9 de julio de 2007

ÚLTIMA PARTE...FIN

Los niños no estaban, se habían escapado y yo no había hecho nada por evitarlo. Quería estar sola, intimidad conmigo misma y con él; estrecharle entre mis brazos y ser consciente, sin otro afán que el meramente epicúreo, de sentir: para mí y por mí.
Reubiqué los trastos del salón y coloqué los cojines, tal y como a mí me gusta; le dije adiós a las macetas y me retoqué el pelo y las cejas en el espejo de la entrada. Las llaves en la mano y el libro dentro del bolso, … Cerrando la puerta, apareció Jorge, distraído pero sonriente me preguntó a dónde iba y si estaban nuestros hijos en casa. Sin dudarlo un segundo, le contesté que no, que los niños habían bajado al kiosco de Carmela y que estarían por allí su, por lo menos, hora de rigor… Jorge acarició mi mentón con ese pulgar suyo, que me volvía loca y se despidió con una elevación de cejas, mientras recogía el poco pelo que le quedaba y se resignaba a perder, tras sus oreja derecha - ¡nos vemos luego, loca!- me gritó desde el quicio de la puerta, yo le contesté con un guiño, mientras apretaba con la mano el libro en su escondite secreto e iba desapareciendo debajo de las escaleras del tercer piso.
Bajaba los pisos a trompicones y acelerando y aminorando continuamente el paso. Descansando para no morir asfixiada ( es lo que tiene hacer sido fumadora tantos tiempo y seguir siendo gordita…), riendo y lagrimeando a la vez; y, por supuesto, rememorando sin poder evitarlo, las carreras desde casa al Triunfo y del Triunfo a la casa, con los folios ordenados esperando ser desvirgados.

Los treinta y dos años que la vida había recorrido por mi cuerpo, me hicieron retrasar el momento esperado, pero “más vale tarde que nunca” y ¡al fin! llegué. Esta vez no era El Triunfo ni aquel piso alquilado de Granada, pero me contentaba con El Retiro madrileño (al fin y al cabo, ambos empezaban por “El” como “Él” también…,) ya empezaba el juego…
Sin dudar, elegí ese árbol, esparcí toda mi energía a su alrededor, creé una atmósfera privada, cerré los ojos, respiré hondo y los volví a abrir: …Él ya estaba allí, conmigo…

¡ Había pasado tanto tiempo y tantas cosas! Abrí las pastas y sucumbí al olor del papel y la tinta mezclado con el de la arboleda, los cuales poco a poco, me iban arrancando, sin piedad, la poca cordura que me quedaba y que, hoy, no llevaba puesta. Pasé la primera hoja y…, esperaba una dedicatoria, siempre la hacía: “ a mis hijos, a mi esposa, a mi madre…”; ¡no sé!, eran escuetas pero siempre aparecían al pasar la primera página…, mi fe, ciega, siempre albergaba la esperanza de ser yo la que se dibujase en esa escueta cita. Obvié ese dato absurdo y recordé que yo me encontraría con él dentro, por entre los renglones y valiéndome de las palabras y el uso mágico que hacía de ellas. Partí rumbo hacia donde él quisiera, sin dedicatoria y sin guión…
Leí y leí, tragué saliva para no ahogarme de vez en cuando y cuando levantaba la vista, intentando eludir el consecuente mareo, provocado por la “ingestión masiva” de palabras; le veía sentado junto a mí, en la parte trasera de la Facultad, con el bolígrafo “Bic” asomando entre su pelo.
El “Fin” llegó más rápido que otra veces, a la par que atardecía. Limpié las lágrimas y esperé quince minutos a que se relajaran mi alma y mis sollozos, a estabilizar el pulso…; volver a la realidad costaba: deshice el hechizo y desvinculé al árbol de mi vida volviendo a enjaretar la atmósfera con sus ramas, me despedí y regresé a casa… Más despacio y, tal vez, más madura…

Si al traqueteo de las llaves (con ese inmenso llavero que me regaló mi madre), le sumas el sonido de fondo de la televisión y los gritos de los niños jugando a la Play Station, se genera una honda expansiva que desfigura hasta el más pequeño resquicio de ensoñación que me quedara dentro ¡puf! Y se me despeina el flequillo con una bocanada de realidad...
Mientras avanzaba hacia el salón dispuesta a comerme esa maquina infernal que hacía autómatas a mis hijos y a su padre, me descalcé y divisé ¡por supuesto! el desorden de cojines, nada cómodo para una ama de casa estereotipada como yo… Jorge levantó la vista del mando y me devolvió una sonrisa - ¿ya estás aquí, loca? ¿qué vamos a hacer de cenar? ¡estos niños o comen o me despluman, que ya van tres helados!- … espontáneamente me acerqué a él y mientras le besaba la frente y le quitaba el bolígrafo de la oreja, le susurré en su inmenso pabellón auditivo: - me ha emocionado la dedicatoria al final del libro.. “a mi loca”.



FIN

jueves, 5 de julio de 2007

Rubén...

Esta noche, dejo de estudiar ya..., siete años sin hacerlo se hacen cuesta arriba; como cuando dejas de fumar y de pronto te conviertes en adicta, de nuevo y sin casi querer, en la última "tajá" de luna llena; fumas siete cigarros y al día siguiente cualquier avenida de Sevilla te parece una cuesta del Castillo de Locubín...
He terminado de hablar con Rubén (mi primo, una de esas personas que te transmiten "wenrro"y que siempre te las encuentras donde menos te lo esperas...)y que, por cierto, me hizo el mejor regalo de mi cumple, junto con las velas de mis vecinos... y ¡a lo que iba! al final, cuando se ha ido a cenar me he vuelto a enganchar a su blog (http://fotoblog.com/actuandolavida) y me he encontrado con esto....(Rubén, gracias..., esta noche van por ti mis musos...)
Se miran, se presienten, se desean,se acarician, se besan, se desnudan,se respiran, se acuestan, se olfatean,se penetran, se chupan, se demudan,se adormecen, se despiertan, se iluminan,se codician, se palpan, se fascinan,se mastican, se gustan, se babean,se confunden, se acoplan, se disgregan,se aletargan, fallecen, se reintegran,se distienden, se enarcan, se menean,se retuercen, se estiran, se caldean,se estrangulan, se aprietan se estremecen,se tantean, se juntan, desfallecen,se repelen, se enervan, se apetecen,se acometen, se enlazan, se entrechocan,se agazapan, se apresan, se dislocan,se perforan, se incrustan, se acribillan,se remachan, se injertan, se atornillan,se desmayan, reviven, resplandecen,se contemplan, se inflaman, se enloquecen,se derriten, se sueldan, se calcinan,se desgarran, se muerden, se asesinan,resucitan, se buscan, se refriegan,se rehuyen, se evaden, y se entregan.
Oliverio Girondo

miércoles, 4 de julio de 2007

CUARTA PARTE...

Después de todas las tardes de rincones granadinos y vinos excesivos, nos besábamos descompasadamente y por entre casi todos los suburbios que transcurrían a nuestro alrededor (todo era un suburbio al lado del reino de los dos, la urbe de los cuerpos jóvenes trastocando el medio y a las gentes…), besos cálidos y húmedos de lengua y de palabras…, a la par de los labios besando, se derramaban palabras, frases, lírica y sonetos, estribillos y canciones… -¡oh Dios, era tan excitante esa prosa de saliva!- y poníamos fin a nuestras bocas yendo cada cual a su casa y relatando en folios y más folios, todo lo que habíamos sentido. A la mañana siguiente, quedábamos en el Triunfo y nos intercambiábamos los trozos de besos desdibujándose por entre los papeles rebosantes de líneas y nos marchábamos, casi sin mirarnos; con las manos llenas de hojas y el paso acelerado, en busca de un lugar donde volver a encontrarnos, pero esta vez entre los renglones, entre las letras formando palabras, entre las líneas nos acurrucábamos dejando pasar la gravedad y las horas… como sólo él y yo sabíamos hacer… como hoy iba a volver a repetir, al abrir estas pastas rugosas de color teja, que ya me estaban sabiendo a su boca 32 años atrás…(.......)

martes, 3 de julio de 2007

TERCERA PARTE....

Llegó en silencio también, respetando las normas de este club selecto de extraños reunidos con el único fin de desaparecer del ruido. Silencioso como sería más adelante en todas sus acciones. Con las manos en los bolsillos y aspecto despistado, caminaba por entre el engullidor de libros y la intérprete frustrada de melodías “xilofónicas “; con unas cuantas cuartillas bajo el brazo ( en el hueco de la axila) y otro boli “Bic”, como el mío, colocado en la oreja – este es el hijo de un carpintero con su toque bohemio… ¡otro más!- me dije al levantar la vista del folio, aún en blanco…


- los “Bic” son los más baratos, pero reconocen las manos de los artistas, tú las tienes – un gesto serio se había acomodado en la cara del “hijo del carpintero” mientras esperaba la respuesta (mi respuesta) a su afirmación… a partir de aquí, sabéis como yo lo supe, que mis rutinas de “rara de facultad de letras” serían diferentes, como ÉL lo era…

Casi siempre, cuando hago un esfuerzo por recordarle detalle a detalle, le imagino con los vaqueros gastados que olían a limpio y lucían “a sucio”, la camiseta naranja y el pelo enredado recogido con una gorra. Sentado junto a mí, repetía una y otra vez, la belleza que se podía encontrar en una sola palabra dicha en el momento exacto, la magia de cualquier frase, el placer infinito de un texto bien redactado, aderezado a gusto con lirismo, buena gramática y muchos sentimientos. La noche que vuelve a mí cuando le rememoro transcurre en “El harén de Arquímedes”, como siempre que queríamos ver los ojos al sol tras acabar nuestro ejercicio semanal de introspección y análisis del espíritu individual. Lo más importante de este recuerdo que retumba, fue el rasgo poco común que me hipnotizó: todo lo que me decían sus ojos, acribillándome desde el rincón en el que estaba el piano… me miraba a los ojos, mientras enredaba entre sus dedos los mechones de pelo corto que se le escapaban tras las orejas enormes, que lo hacían más atractivo aún (me gustó todo de él…suena a canción)… Ahora que tengo su libro entre mis dedos, la yemas me sudan y las pastas se me escurren; le recuerdo vivo, en el rincón del bar, esperándome…(continuará...)

viernes, 29 de junio de 2007

HOY ES UN DIA DE ESOS...

Hoy es un día de esos...que, sin quererlo, vas paseando "de trapillo" y con pocas ganas, no más que de una cerveza y ¡plaF! te encuentras contigo misma disfrazada de otro...y empiezas a chocar y a despeinarte...
Hace un rato se me ha caido un pañuelo al suelo y me lo ha recogido Nino, se me ha caido, después, el anillo de madera que me regaló Ana(del Machupichu) y también me lo ha requisado..., y la luna aparece en el cielo llena como a mi me gusta, para recogernos a los dos de estas "noctambulidades", serenas ...ya...
Hoy es un dia, de esos que no se olvidan, como los días especiales de aniversarios y bautismos. Esta noche es de abismos pequeños que desencadenan las hecatombes del alma, cumpleaños ficticcios que configuran desastres que no existen, realidades que son superlativas y extrañas.
Estas noches son de luna y cigarro..., de amores eternos, que sin magnificar, descansan (abstractos) bajo la cabecera de nuestros ojos, locos, ... por ellos...
(Nino, te quiero)

jueves, 28 de junio de 2007

...CONTINUAMOS...

Todo comenzó el curso del 96 en Granada. Yo, pueblerina y neófita en eventos de alta magnitud, me acercaba dubitativa a las columnas que coronaban los portones rojos de la Facultad de Letras: Filología Hispánica mi vocación y más ganas que nunca de aprender una vida nueva, una vida llena de vaivenes, como descubriría poco tiempo después.
La vida comenzada daba para muchos relatos y demasiados amagos de creación literaria: conocer gente, probar las drogas, experimentar, experimentar…
A medida que transcurría el curso el recinto universitario fue perdiendo la magnitud dimensional que el primer día me obnubiló. Todo se hacía más pequeño a la vez que iba siendo más conocido. Todo iba perdiendo el interés del principio. Todas la personas que formábamos piña íbamos decayendo y cayendo en placeres peligrosos, insanos, placeres adictivos que nos privaban de la libertad de ser nosotros mismos, hasta que apareció Él.

Como siempre que teníamos examen y necesitaba respirar aire que no oliera a marihuana y a café, recogía la carpeta y salía a la trasera del bar de la facultad. Siempre éramos los mismos: el chico de pelo largo que estudiaba filosofía y leía (es más, engullía libros y más libros), la chavala de magisterio que tocaba (o intentaba tocar) el xilófono, Raúl que si tocaba la guitarra (casi siempre con Silvio por entre las cuerdas enredado o Pedro Guerra si me veía aparecer…) y yo, con mis folios, mis gafas y mis emociones dibujadas, listas para tomar forma a través del “Bic” que siempre me acompañaba (por su precio y su eficacia). Hasta que aquella tarde la reunión de anónimos que solíamos tener fue interrumpida gratamente con la presencia del quinto elemento. El número cinco que daba el toque impar a esta paridad aburrida constituida en silencio con la sede de la rareza de no hacer lo que todos hacían....(continuará...)

miércoles, 27 de junio de 2007

EL HIJO DEL CARPINTERO

“Un tapiz consta de tantos hilos
que no puedo resignarme a seguir
uno sólo; mi enredo proviene de
que una historia está hecha de
muchas historias. Y no todas
puedo contarlas”
Clarece Lispector
(Felicidad Clandestina)


… Le maravillaba la idea de tener otro libro más entre sus manos. Este era el último, el más tosco, el más cercano a su vida.
Siempre que los medios de comunicación, en su labor de informar, dedicaban tres simples líneas o dos segundos de imágenes, a advertir que este escritor de renombre había creado una vez más; todo en mi vida iba transformándose hasta convertirse en un rito. Abrir los ojos cada mañana se tornaba en una especie de plan secreto y todo lo que, antes, giraba a descompás retomaba el ritmo y, acompasadamente, se focalizaba en una sola vista: Él.
“El él”, como siempre lo llamaban mis amigos para establecer un cierto grado de ironía a lo, naturalmente, poco gracioso; era un escritor que recibió esta nomenclatura tras trabajar muy duro y muy despacio después de salir de la Facultad. Compañero de la facultad y amigo íntimo durante cinco años. Era parte importante de nuestras vidas, de mi vida y de nuestro secreto: su vida y la mía en una sola..... (continuará...)

martes, 26 de junio de 2007

ENTIERRO

...estoy tan tan bien, tengo tantas perspectivas..., tantos proyectos que irán apareciendo..., ayer por la ncche mientras leía decidí poner fin a mis dias de luchadora aférrima y conseguí convencerme de que esta batalla estaba llegando a su fin y quedaba en tablas; ni ellos ni yo; sólo, entierro el hacha y vivo ¿vale? a mis amigos ¡gracias! veo la luz, casi siempre, gracias a vosotros ¡¡ este ENTIERRO va por ustedes!! tan sólo una vez en mi vida un entierro fue tan grato, con esta van dos; espero que sean pocas más las que tengan que ser enterrada...jejeje...
ENTIERRO
No queda más adiós que este:
un canto de muertos
con plañideras y enterrador.
Un adiós sin voz ni miradas,
porque los muertos no hablan ni ven
y tú no vas a resucitar para hacerlo.
Estuviste hecha de pellejo y mentiras
y más real que este adiós
no existirá jamás nada.
Te he matado con esta,
una sóla vez;
has muerto entre mentiras,
pero es tan real que ya no existes,
que no sé qué hago en este entierro,
sin flores y sin lágrimas,
no recuerdo epitafio alguno,
no consigo saber quién es el muerto.

lunes, 25 de junio de 2007

Hoy es el cumpleaños de una persona especial. Mi hermano cumple 27 añazos y sigue siendo muy pequeño, muy chico, miLope que pronto abrirá las alas del todo y volará, despeinandonos el flequillo a muchos de los que nos quedaremos, pasmados, emocionados viendo como emigra... ¡buena suerte hermanito! me gusta verte sonreir...
CUANDO NACISTE

Te he visto llorando
por entre las claras del día
que he ido recogiendo de las fotos y
los dvd’s deshojados
encima de la mesa…

y he recordado cuando naciste
y para qué,
así que no queda otra que sonreír…
al hacerlo…
el signo de Caín no nos servía para nada
y, entre mamá y tú,
decidisteis finiquitar el proceso
y dar luz a lo que hoy eres:
- ¿un tesoro?-
si

Mientras recojo la ropa de encima de la cama
me he topado con tu media voz
disimulada entre el marco de un portarretratos
y tu foto
y he vuelto a sonreír
porque me acuerdo cuando naciste
y para qué
y todas la sonrisas que me quedan
para cada vez que lo piense.

domingo, 24 de junio de 2007

HOY EMPIEZA UNA NUEVA ETAPA

...Me encuentro fresca (¡¡como una lechuga!!), algo más gorda pero con un buen sentimiento: el del cambio. Deseo reencontrarme con la amistad y seguir viviendo este amor precioso que me ha regalado el destino..., al final La Mota sigue dándome energía y el solano alcalaino ya no puede conmigo, ha sido vencido... otro reto más para guardar en mi cofre de superados.
No fui a ver a Miguel Bosé con mi Nino, pero logré recuperarme de unos cuantos dolores, me voy a Dos Hermanas con mi lechuga y unos cuantos descosidos remendados... ¡estoy contenta!

jueves, 21 de junio de 2007

EL CIELO ES DIFERENTE

...Ya estoy en cielo distinto, tal vez más puro, pero ya no es el mio... Es extraña esta sensación de no pertenecer al lugar que añoro cada día un poquito. He llegado y he colocado la maleta cerca del baño, la casa de mis padres siempre tiene una maleta mía y mis pijamas empiezan a quedarme pequeños... Mi madre se esfuerza en que esté cómoda, pero lo que no sabe es que donde esté ella siempre estaré cómoda, siempre hará un hogar de un chicle y un lápiz (como McGiber, ella es la McGiber de la hospitalidad...), pero paseándo por la calle ya no reconozco a casi nadie..., al final siempre me falta "el que me besa un ojo" y Alcalá parece vacía..., tal vez sea mi percepción, no lo sé...
Creí que La Mota tal vez atenuaría las ganas de llorar cuando pienso en los niños, pero... el círculo he de cerrarlo, si no, voy a convivir con estos fantasmas el resto de verano..., aún me quedan lunas...voy a intentarlo...

lunes, 18 de junio de 2007

ME PUEDO ESCAPAR...

...Hoy tengo poco que contar, me voy a escapar un rato de mi misma y conduciré, llegaré a la Mota y descansaré..., no creo que todo lo que debería porque no estará conmigo el que me huele y me besa un ojo; pero necesito una inyección buena del aire alcalaino.
Cuando me he despertado tenía en la parte posterior del cuello dos sacos de algo que no sé aún qué es. Me dolía y no quería más pastillas rosas, ellas me duelen más que el peso de los sacos de no sé qué y me dan "fatiga"..., prefiero regresar y desayunar en la Plazhita con mi madre.


ME HE ASUSTADO, SI

Me he asustado, si,
al contemplarme cual esfinge
en medio del océano de vitrinas y de cámaras frigoríficas…
no hay viento que otee por entre mi pelo,
ni detrás de las orejas.
Es claustrofóbica esta falta de oxígeno y
de realidad…
De pronto,
me he asomado a la estantería del jamón cocido
(dicen que es más sano… y yo sigo prefiriendo el Serrano…)
casi me caigo dentro…
profundidad abismal que me proclama: ven, ven, ven… y casi voy …,
y no vengo.

Me asusta, si,
acabar encontrándome contigo aquí al salir del trabajo:
las luces me molestan,
las miradas granate me molestan,
las salchichas me molestan,
las verduras me molestan,
las secciones me molestan,
el hilo musical me molesta,
los carritos metálicos me molestan;
me molesta todo tanto
que me voy a plantear desaparecer de aquí,
irme a casa paseando,
disfrutando del paraje de Sevilla en invierno,
sin coche y sin prisa,
y te diré que cojas lo primero que veas en la nevera
para contarte lo asustada que he estado
en medio del champú y los embutidos,
en el centro de un lugar dónde no hay oxigeno.