NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL

NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL
BLOG DE MARIA

OTRO MUNDO ES POSIBLE

OTRO MUNDO ES POSIBLE
CUANDO LO SOÑAMOS JUNTOS...

miércoles, 29 de diciembre de 2010

TE SIGO






Empiezo ya el 2011...como siempre...siguiéndote; a ti que formas parte de mi... a todo lo que forma parte de mi y a lo que no, también... para intentar que lo sea...

Empiezo el 2011 vital, amorosa, paciente y especial... con ganas de compartirlo...

¡Buen final de década y buen comienzo de año!

Esto ... tiene muy buena pinta...

Yeeeeeaaaaaaaaaaah

TE SIGO















lunes, 13 de diciembre de 2010

EL TRAGALUZ (pensamientos para un niño con alas)




Hay un tragaluz, allí al fondo, en la línea del horizonte; donde todo es nada y donde todo es todo; donde, cuando nos encontramos, nos encontramos sin más consecuencias que el presente… donde no hay vida sin mí y no hay vida si tú no estás.

- ¿lo ves?

Es una ventana transparente, con mil puertas que abrir; tiene matices (como tu rostro), astros dignos de ser dibujados y palabras dignas de ser escritas; momentos dignos de ser contados, sonrisas que jamás volverán a ser esas mismas y miradas que, si no existiesen, yo… sería otra... (S.P.N.B)

Cuando le ronroneo a lo esclerótico del destino, a la parte de él que se convierte en córnea blanquecina; el tragaluz está muy cerca; tan cerca, que de un soplido borro a todos los que me rodean y todo lo que me rodea y sólo quedamos él y yo, más el agua que son tus abrazos balanceando la capacidad de vida que nos caracteriza a ti y a mi: es única, ambos somos tan conscientes que nos cagamos… no queda más remedio ¡demasiado humanos!.

¡Ahora! en este preciso instante, es cuando puedo ser lo que quiera… cuando tenerte enfrente me hace ser todo lo grande que soy… inmensa; también lo sabes… y es real. Ahora, también, SOY CAPAZ... hilo un puente de colores estrechos y el tragaluz lo engulle para regalarme tus sueños: uno, dos, tres… la barbilla apoyada en la mano y la convicción de que si, de que puede que seas mi espejo…¡abracadabra! del sombrero volviste a nacer tú, intentando mantener la compostura; viéndote yo, desde otra silla, con otro punto de mira, cabreado... tan bello…

Tengo un millón de maneras de mover las manos y si tus ojos están puestos en ellas, se conmueven y bailan, estudian la manera de ser sutiles y de no perder lo que nos esforzamos en fabricar; si se va…bien, no moriríamos; si se queda… bien, viviríamos más. Pero jamás me fui; tal vez, seas el niño del que nunca quise arrancarme, la calcomanía que dura meses, un tatuaje verdoso a la altura del cogote; una parte de mí que te quedaste el día que te sentaste a mi lado en una plaza inventada, de un pueblo inventado y te llamé por tu nombre: El Alado.

Pero yo, que ando escabulléndome de lo que creí que era, te regalo una espiral diferente. De todas las que bullen en mis papeles, te regalo la que elijas: la de colores, la monocroma, la enrevesada o la de dos líneas, la tuya o la mía, la de los dos, la que materializa el amor, la que es amor, la que es todo menos amor, la que sólo tiene sudor o la desalmada… porque para ti, será especial… la haré especial y te sentirás tan grande, tan humano, tan vivo y tan capaz de volar… que, aunque sea por un solo instante; desearás que todo se difumine, que todo desaparezca; que mi tragaluz aspire tan fuerte, que sólo quedemos tú y yo en el universo, para mirarnos y estar convencidos de que si… de que, al final, mereció la pena.

“Allí, sola, está la ausencia de melancolía; bailando al son de tu espiral armónica, mientras canta gritando al infinito que solamente somos los dos: no te vayas, nunca, no te vayas…”




martes, 7 de diciembre de 2010

miércoles, 1 de diciembre de 2010

EL AGUJERO


Hay un agujero:

debajo de mi,

encima de mi,

a los lados también…

Un agujero “astromántico”,

que compartimos los dos,

que nos hace combatir;

a veces,

permanecer inmóviles,

pero agazapados en la trinchera.




Hay un agujero hecho de amor

que refulge y supura,

mientras lo dividimos

para lograr paciencia,

… un hueco de amor.


Tengo un agujero

¡mío!

en el abdomen

(donde está el alma)

que se dibuja solo en esta poesía,

porque no para de crecer.


Un agujero vacío…

colmado de tu querer y también del mío,

con lastres que nos hacen super-humanos

o debilidades andantes…

Un agujero ahondado en la piel…


Tengo un agujero tan lleno de ti

que me hace llorar de rabia,

vagar en la muchedumbre,

colmarme de abrazos que no son para mi…


Te tengo tan en mi agujero,

que me escapo cuando puedo

y elaboro de manera artesanal,

una pared de cemento para acunar en las manos,

como si de un hijo se tratase

este agujero vacío …

este agujero hondo…