NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL

NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL
BLOG DE MARIA

OTRO MUNDO ES POSIBLE

OTRO MUNDO ES POSIBLE
CUANDO LO SOÑAMOS JUNTOS...

jueves, 29 de mayo de 2008

LAS ALAMEDAS PASAN, PERO DEJAN SU REFLEJO


Siempre me pasa, cuando sé que alguna rutina se acaba, intento mirar lo que he visto todos los días, pero desde otra perspectiva. Las paredes del aula, las ventanas, las vistas que se divisan desde esas ventanas…, las escaleras de acceso al edificio e, incluso, me paro a leer todos los pequeños carteles que han convivido durante todo un año conmigo y que me limité a mirarlos a diario, pero sin ver (siempre me pasa con las rutinas).
Me paso todo un año renegando, protestando, gruñendo por los pasillos y, también he de admitirlo; riendo, aprendiendo y conociendo gentes como poco variopintas y como mucho, perfectas para comenzar a fabricar algo que más tarde podrá ser una amistad.
Hoy, como dije antes de ayer, empieza todo; para otros acabará.
Preferí no despedirme porque en las despedidas me vuelvo horrible: el rostro se me derrite y el pelo se enmaraña ¡vamos una “cosica”! Así que prefiero mantenerme al margen y no asistir a cenas que preceden un final ni a obras de teatro que auguran otro tanto de lo mismo. Me gustó más ver a Cheli y Marta sentadas en la puerta del instituto con sus risas jóvenes mirándome, a Juan comentando el díptico retocado mil y una veces, a Almudena-Lorena con su angelical rostro soltando por esa boca linda todos los improperios habidos y por haber (jajajaja…¡las palabrotas son “biensonantes” si salen de su boquita de niña linda). Preferí caminar con mi mejor amiga de 22, la niña sensible de 20 y la mujer con la que nunca podré trabajar pero sin tomar café y charlar serenas de los hombres y sus mundos. Preferí deja a Esther luchando (como siempre), a Mada triste pero tierna, a Lu soñando, a Patri aromando, a Alberto transmitiendo felicidad a raudales, a las Silvias espontáneas sonriendo,… e irme a ver a Olga y a Laura (que aún no tiene cara).
Caminar, dejando atrás este año difícil de llevar pero útil al fin y al cabo. Un año lleno de vueltas y regresos a otros tiempos o a otras edades hechas en el lado del pupitre verde que me hizo casi todo lo que hoy soy, pero con más peso en las cervicales. Mereció la pena, sí, saber qué es sentarse en la primera fila y sentir las ganas de enseñar o las ganas de no enseñar, las de hacer reír, las de hacer soñar, las de salir corriendo y gritar o las ganas de afecto incondicional.
Siempre mereció la pena seguir luchando por cambiar lo que no me gusta desde otro lado y dentro del sistema, es la única manera que me queda, tal vez no sea la única… ya veremos… Fue fantástico encontrar de nuevo la magia dibujándose sola en la pizarra verde y en los ojos iluminados del profesor que yo quiero ser… eso fue lo que más mereció la pena.
Y hoy empieza todo, para bien y nunca para mal, empiezan los recuerdos y las esperanzas, tal vez alguna nostalgia dispersa e iluminada; pero, sobretodo, la lucha por hacer lo que, a veces, no me dejaron hacer.
Gracias Gata por enseñarme tanto y tanto durante todo este año; tal vez cuando sea mayor sea como tú, tal vez no, pero por lo menos me ha enriquecido que te compartas conmigo comiendo pepitos en el banco del Mercadona o regalándome conversaciones que jamás habría tenido con otra de 22.
LAS ALAMEDAS PASAN, PERO DEJAN SU REFLEJO…

11 comentarios:

La gata Roma dijo...

Alguien con tan poca vocación docente como yo, si logra enseñar algo, es casi de casualidad… mas nacido de lo espontaneo de una persona que a sus 22 años, aún dos patitos, ya no sabe ser de otra manera…
Y a pesar de eso, si dudo que alguna vez deje de aprender; tal vez en otras aulas, o mejor aún, fuera de ellas, porque eso es lo que el sistema no sabe, que dónde mas aprendemos es fuera de él, trabajando con quien de verdad necesita tanto de algunos, que no sabemos que podremos dar, pero que lo intentaremos.
Ya sabes cuanto me alegro de haber coincidido contigo en tanto… ya sabes que no sé nada, que solo soy pedante, tecnicista de aquello que no tiene esquemas, y que todos los que creyeron que lo sé todo, no me han conocido… Y ya solo resta agradecerte todo… sentimental y mundano: tu saludo de cada mañana, todas tus bromas, todos esos ratos que me has dejado hablar, con flores y rayos para el mundo… los apuntes, los trabajos que te copié, la dedicatoria del libro, que casualmente empieza como el título de esta entrada… Tal vez tengas razón Hippy Trasnochada, los finales son comienzos…
Muchos besos y algunas lágrimas

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Las almedas son altas, porque altos son los álamos que la forman. Finales que comienzan con principios de proyectos, amistades y nuevas ilusiones que poner en práctica. El seguir caminando pasito a paso,aprendiendo a aprehender y hacer realidad todo lo expuesto ante nosotros mismos.
Besicos

La Mujer semilla dijo...

Exacto. Vívelo y vuelve a vivirlo, como pasear por alamedas observando paisajes que te impregnarán y llenarán los sentidos y los días, que no volverán pero formarán parte de nuestra estructura física y mental.
Enhorabuena por saber terminar y comenzar.
Besos.

paqui dijo...

Esta es mi María de siempre. Te quiero mucho.

Necio Hutopo dijo...

A mi es que las despedidas no es que me gusten... Es que las encuentro a donde sea...
Siempre he creido que despedirse con un "hasta luego" es mejor que un "adios", en todo caso... Porque si algo tiene este universo es que es endogámico y aún a las ausencias (tu sabes de quién hablo) nos las encontramos de nuevo por caminos inesperados (ya me explicaré en otros bits por esta parte).
Finalmente, creo que la mejor despedida es un poco aquella de "Hasta luego, no se droguen de más, si beben no conduzcan -yo por eso no manejo- y si quieren y pueden, boicoteen al sistema una vez por día; eso lo hará gente más feliz".

carmncitta dijo...

Seguro que os volveis a encontrar y si no queda el recuerdo....

Parece que no pero se coge mucho cariño

muaaaaaks

Anónimo dijo...

Me parece mentira q todo haya acabado. Ahora, echo de menos esas interminables mañanas con Belén, esas "absurdas" pero al fin y al cabo interesantes clases con Rosa (q al parecer las daba mal "aposta") las inolvidables de Gale, con ese toke de locura q le caracteriza y las de Belén "Fol", dando esa asignatura tan sumamente jodida para mi, pero q resultaba ser la más "provexosa".
Os echaré de menos a todos y cada uno de vosotros, porq ahora, kedan atrás todos esos momentos q en su día fueron malos o no tan buenos. Soys mi segunda familia, :-) habeis echo q mi primer año de "indpendencia" en Sevilla haya sido sin duda, inolvidable. Habrá personas q su recuerdo me será mas gratificante,(mi kerida Ángela, mi incansable Susi, Mi gran "pekelu", la increible Mercedes, mi preciado Juan, sin olvidar a Fany, al"farero", "la zorra"(jajaja q artista Marta!), a mi rosa(silvia A.) las tres florecillas, a la otra "principita", la vanidosa (como te metias en el papel Magda), a mi taxista Patri, a mi "alcahueta"(Alberto) y tú, María, prara tí no hay palabras... Gracias a todos por haberme dado todos esos buenos momentos q llevaré siempre guardados conmigo, en mi pekeño corazón, y sobre todo, gracias por haberme echo ser mejor persona y crecer como tal. A TODOS, GRACIAS.
Fdo: Almudena-Lorena(jajaja)

Nanny Ogg dijo...

Despedirse, qué cosa más triste. Y cuando te despides de tantas cosas, qué difícil se vuelve. Mejor centrarse en lo que empieza y dejar que lo que acaba se vaya diluyendo en la distancia, poquito a poquito.

Besos

herodes de la betica dijo...

Pues, a pesar de que no tenemos mucha confianza, te digo lo mismito que a mi querida Gata Roma: no es una despedida, porque siempre los llevarás contigo. Después tendrás más o menos contacto con ellos/as, pero siempre estarán en tu corazón.
UN fuerte abrazo

Sureña dijo...

Es normal...el fin de una etapa y el comienzo de otra nueva...

Pero me gusta tu forma de verlo, guardando lo bueno y alejándote de las despedidas, no por cobardía, sino simplemente porque no tiene sentido despedirse de alguien con quien no pretendes romper...

Besos

by Alex dijo...

Pasar todos los años por esta experiencia, tiene que ser enriquecedor....algo bueno tendrá...y algo se aprenderá...

Dices que "no" te despides....pero, yo creo que te despides a tu manera....porque sabes que se termina una etapa y empieza otra nueva...nuevas caras, nuevas risas, nuevas historias....ni mejores, ni peores....solo nuevas.

Como, "mi nueva idea" de escaparme temporalmente al mundo digital....dices que solo en el mundo real hay sentimientos....puede ser....o puede ser, que los "sentimientos" digitales, tambien existan y no estemos preparados para sentirlos.....o tal vez, los estemos "sintiendo" y no sepamos reconocerlos.....solo tal vez.

De todos modos, mi idea nunca fué cambiar unos sentimientos "reales" por otros "digitales"....la idea, es quedarme con todos y cada uno de los sentimientos...jajajaja

Muchos besos, chiquilla andaluza.