NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL

NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL
BLOG DE MARIA

OTRO MUNDO ES POSIBLE

OTRO MUNDO ES POSIBLE
CUANDO LO SOÑAMOS JUNTOS...

jueves, 6 de noviembre de 2008

CARAMBOLA


…Sólo buscaba dos palabras, aunque fuesen sólo dos, para decir algo y no quedar con esta cara de tonta que se me queda a veces

(esta era una de ellas)

- ¿ya está? –


Casi ni me había dado cuenta y todo había sucedido sin palabras. Deprisa, con carambola y sin, ni siquiera, articular un miserable vocablo.


Seguí recogiendo los pinceles, mientras intentaba dejar de sonreír y encontrar, las “putas” palabras; que no hiciesen recordarme, con esta cara de imbécil.


13 comentarios:

amor dijo...

lo que yo quiero, y aquí a veces es difícil, es que la comunicación no sea solo con palabras

ya sabes que un abrazo a menudo dice mucho más

un beso

Tashano dijo...

Las palabras no siempre son importantes, hay veces que los silencios hablan en voz alta.....

Un beso

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Jajajajaja, ¡mi Mariqulla! Pos ¿yatá?
¡Cudiao que exigente!
Besicos guapa

Jara dijo...

bueno seguro que con esa cara se decía mucho más ;)

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

¿Qué hay de malo en hacer el imbécil?...Si el gusto es compartido.

Besos

Necio Hutopo dijo...

Déjame adivinar... dejaste todo perdido de pintura cuando por mal calculo espacial tiraste tus pinceles?

Adivine?

Gané algo?

Sergio dijo...

No words, good words... No era así el dicho, pero da igual, también sirve :)

¡Un abrazo!

mariapahn dijo...

...Os contesto...

AMOR: pues si, yo lucho también por usar el lenguaje corporal, créeme; pero en ocasiones hay que usar las palabras...y esta era una de ellas. Un beso y gracias por pasearte por aquí

TASHANO:Pues llevas toda la razón, los silencios a veces son más fuertes que cualquier grito a toda potencia, pero como le dije antes a Amor, en esta ocasión el silencio te hacía parecer boba...

MAMÁ: tú si que sabes y me conoces bien...aaaaayyyy los locos como me revuelven a los musos...jajajaja

JARA: ¡y tanto que se decía! precisamente decía todo lo que yo no quería que se supiese y no es que no quisiese que se supiese que soy imbécil...sólo quería no parecerlo en ese instante...jajaja esto parece un trabalenguas.

EL SUEÑO DE GENJI: ese es, efectivamente, el problema: que no era compartido...jejeje

MARIO: como te he dicho por otros lares...no,no acertaste; pero yo te doy el premio que tu quieras ¡será por dar premios!jajajaja

SERGIO: pues si, Sergio mio de mis entretelas...a veces que no existan las palabras es lo mejor que nos puede pasar, pero otras...no...jejejeje Otro abrazo para ti y esepro que estés mejor de tu resfriado...

luna dijo...

Pues eso, "ya está", qué más quieres, ajjajaja.

Nanny Ogg dijo...

Huy y lo que llega a decir una con esa "cara de imbécil" ;)

Besos

paqui dijo...

uyyy!!!! que creo que no me he enterado de nada, pero no te quedes nunca con cara de imbecil.
Besitos. tengo ganas de verte.

Noche dijo...

Todos hemos pasado por esos momentos que redundan en lo vergonzoso, esos en los que hacemos algo tonto o decimos algo sin sentido...casualmente me paso en estos días..y pues ya me conozco mi cara de imbecil jaja..pero prefiero decir que pongo cara de "poema" para ser mas sutil con mi autoestima.

Ego dijo...

La pizzería donde se había colocado Jero era como la habitación de aquella pensión tercermundista en la que habité mi primera noche en la ciudad sureña, pero en amarillo huevo. Mi amigo se pasaba el día yendo y viniendo en moto, pedido va, pedido viene, y yo solía ir sobre las once, cuando estaban a punto de levantar el quiosco, para tratar de convencerle de que se viniese a tomar unas copichuelas conmigo. De vez en cuando lograba mi propósito, pero sólo de vez en cuando. A veces, la rotunda negativa de Jero me hacía pensar que jamás lograría olvidarse de que fui yo, y sólo yo, la que arruinó su trayectoria radiofónica.

- ¡Que tú no tienes la culpa! – me arengaba mi amigo cada vez que yo lamentaba mi presunto delito – Que ese tío me echó porque era un mamón, que nunca le caí bien... Silvia, espabila. Tú no tienes la culpa, ¿lo pillas? Tú no.

Entonces me sentía mejor.