NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL

NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL
BLOG DE MARIA

OTRO MUNDO ES POSIBLE

OTRO MUNDO ES POSIBLE
CUANDO LO SOÑAMOS JUNTOS...

domingo, 27 de abril de 2008

BALANCES...carta para Paqui

Este fin de semana estuve en Córdoba, en la despedida de soltera de una amiga muy especial (de las de verdad), aquí os dejo el regalo que le hice; en realidad ella es la persona que más me lee desde que empecé a escribir así que por esa razón este post es para ella: Paqui eres preciosa, por fuera y por dentro...


“Registrándome por dentro, mientras hacía limpieza (es primavera ¿es época de esto no es verdad?) te he descubierto en tantos rincones de mi vida, que no me has dejado otra opción que la de recuperarte en un folio blanco.
Ya sabemos que los balances a los treinta no dejan de aparecer ni un solo día de nuestras rutinas; forman parte sobretodo de nosotras, las mujeres (¡ese gran desconocido!) (aunque yo me sigo resistiendo a pensar que “ellos” no los hacen, solamente los harán y no los expresarán, serán balances intrínsecos, como miles de sentimientos más…)
Me desvié del tema, ya me conoces, siempre lo hago… Hablaba de los balances; además, la nostalgia, la melancolía, la “soledad premenstrual”, los vaivenes, la gente que vamos dejando rezagada,… Los treinta femeninos vienen predeterminados genéticamente para sufrir un proceso de análisis continuado de la vida interior (la nuestra y la de los demás), para agrupar vivencias y echarlas de menos y para entender casi todo lo que no se entendía a los quince.
Ahí, justamente, es a donde voy. En los balances de vida que llevo (créeme son muchos…, como buena “desequilibrada”), apareces casi siempre implícita o explícitamente contoneándote por mis vidas, cual diva “almodovaresca”; a veces más presente físicamente y otras no tanto, pero si de modo mágico pero real, con el sentimiento de saberte cerca. Apareces en el “día a dia”, en todo lo importante de mi: ni “bodas-bautizos-comuniones”, ni en días memorables para el resto de la humanidad, ni en virginidades perdidas, ni en almuerzos famosos. Me quedo con la Paqui de los mails casi diarios, contigo en frente de la ventana del dormitorio de mi hermano, contigo siendo “July la de V”, contigo en un aula cercana a la mía, contigo detrás del teléfono y en las notas de clase; me quedo contigo explicándome una permutación o esperándome en el portal de la calle Marines enfadada por mi tardanza…
Es sencillo llegar a los treinta si se hace en tu compañía, saber que sigues cerca casi siempre me tranquiliza en estos balances fabricados de vaivenes y, muchas de las veces, de desequilibrio; pero hoy, que andaba contenta por estar con todas las que íbamos a estar, sucedió que recordé algo que mi madre nunca se cansó de contarme:

… Érase una vez una niña, de unos ocho años, se llamaba María. Esta niña era “mullidita”, esponjosa, de rostro blanco como la leche y tozuda como un asno. Le gustaba bajar del pisito en el que vivía con sus padres y su hermano, a jugar a la calle de al lado; romperse los leotardos y comer bocadillos de “Tulicrem” sentada en el poyete de cualquier puerta en la que hubiese dado el sol. Casi siempre, la acompañaba Paqui, de ocho años también pero unos días más pequeña. Paqui era flaquita, siempre de pelo corto, con una pequeña cicatriz al lado del ojo, con la piel suave de peluche y tozuda, también, como un asno (o como dos).
María y Paqui o Paqui y María, pasaban las tardes así, cómplices, dibujando futuros balances de vida y de sueños…, creando nostalgias que sin saberlo serían motivo de charlas de tarde de invierno o, simplemente, inventando lazos que las hacía especiales, diferentes y especiales…Pero…, de pronto, la madre de María –según cuenta, mientras sonríe- escuchaba a la niña “mullidita” subir las escaleras con paso firme, haciendo ruido y refunfuñando:
- ¿Qué te pasa María?- le preguntaba
- ¡Que me he peleado con Paqui! – contestaba la niña con el ceño fruncido y la boca torcida.
- ¡es tonta! ¡no me deja ser July, sólo puedo ser Donovan! –
Tras decir esta frase, los ojos de María se recolocaban y eran redondos como platos de Arcopal, el entrecejo dejaba la arruga para volver a su ser y, en tres segundos, la ofuscación desaparecía…
- Anda María, baja otra vez que Paqui te está llamando ¿no la oyes? y como no lo hagas rápido Margarita se va a enfadar y ya conoces el genio que tiene –
Y María bajaba mucho más rápido de lo que había subido, al fin y al cabo, es lo que tenía su vida: la magia de contar con esa voz para hacerla cambiar de actitud en dos segundos y volver a ser feliz en uno…

Por eso, algunos balances más tarde, lo bueno de esto es que sigue siendo tan parecida tu voz a la de esa niña, que me sigo quedando por aquí a tu lado, contigo y, sucede a veces que haciendo limpieza; te encuentro en todos los rincones y me inspiras este cuento…
¡Te quiero!
María (Abril.08)

7 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Se te ha olvidao contarle cuando tu madre te subia de una oreja por las escaleras, cuando te ibas a su casa a ver V y luego te daba miedo.
jajajajajaja, María y Paqui, Paqui y María, ¡menuda pareja!
Besicos pa las dos.

Necio Hutopo dijo...

Pues nada, que dicen las leyes internacionales que leer correspondencia ajena es delito...

Demasiado tarde...

paqui dijo...

ay!!!! qué voy a llorar otra vez!!!!

Sureña dijo...

Pues benditos análisis treinteañeros que nos permiten conocerte mejor!!

Paquí estará feliz de tener una amiga como tú, seguro que sí.

Besicos

La gata Roma dijo...

Te lo dije, te dije que Paqui iba a llorar… Yo la leí hace unos días y sin conocer a Paqui, sin haber visto V porque me pilló demasiado joven… ¡se me saltaron las lágrimas! Yo es que soy un poco tonta pero sigo pensando que es un gran regalo…
Por cierto Nani, a mí si me contó lo de que no la dejabas ver V porque se cagaba de miedo, y lo que dices de que lo veía en casa de Paqui, jajajaja que niña esta…
Por cierto, tengo una duda existencial ¿qué narices es tulicrem? Lo de hacer fotosíntesis si que lo sigue haciendo, pero creo que eso no lo come ya.
Kisses

tnf25 dijo...

Es maravilloso de pronto ponerse a sacudir los rincones del uno mismo y encontrar a algunas personas por todos lados , el caso es no dejar que el polvo les caiga encima…

by Alex dijo...

No me imagino una despedida de soltera en Cordoba, con un puñado de chicas guapas y yo el unico tio....¡¡tiene que ser la hostia!!....jajajaja
Mantener una gran amistad....una de esas como tu dices....de las de verdad...a lo largo del tiempo....es algo muy bonito.
¿Tu madre te tiraba de las orejas?....jajajaja....no me imaginaba a Nani tirandote de las orejas....¿Era muy "mandona", o tu muy traviesa?....jajajaja
Se feliz....como si fuera una obligación.
Un besazo muy gordo.