NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL

NINGÚN SER HUMANO ES ILEGAL
BLOG DE MARIA

OTRO MUNDO ES POSIBLE

OTRO MUNDO ES POSIBLE
CUANDO LO SOÑAMOS JUNTOS...

lunes, 29 de noviembre de 2010

EL PASEO DEL CAMALEÓN


Sonaba despacio,

a canción de artista inglés;

le acompañaba una mujer con los labios rojos

y el pelo alborotado.

Ya no tenía tatuajes

(se los borré soplando).




Nunca me divorcié tan rápido de la nostalgia,

ni hui tan magistralmente,

nunca …

¡jamás!

Nunca pensé en perdonarme la locura…

y me fui al mar.


Hay distancias tan fervientes que se hacen religión.


Recogí los tatuajes en un cuenco

y me pinté la cara con ellos,

me calcé las botas que uso para la guerra

y firmé la paz.


No miraba a la mujer de rojo,

escalaba las cabezas y llegaba a mí,

para sonar a fado efímero…

como cuando lo imaginé buceando,

dentro.

Y seguía transmutándose entre las mesas del bar,

como un camaleón mimetizado con el desierto…

del color de las paredes.


Sacié la ira malgastándome,

caminando por la orilla de un mar que no tenía nombre

y estando más sin nadie que nunca…

Comí en las manos de un extraño

y le vi a él, con su mujer de labios rojos…mirándome.


A medida que su boca perfecta se acercaba

más me refugiaba,

y, ahora, sonaba a pop español y olía a rebeca mojada.

Se hacía tan enorme que creí reconocerlo,

pero él no lo hizo conmigo,

no era a mi a quien buscaba,

tenía a alguien detrás.


Y estando en la arena,

revolcada,

sentí que nadie me había comido así

(como me imaginaba que comía él

los labios rojos de la mujer de al lado)

y decidí volver…

regresar del lugar de nadie

y pedirle un baile,

al fin y al cabo a mi los camaleones me gustan

y sus ojos nublados,

creo…

merecerían la pena.




6 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

curioso animal

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Recogí los tatuajes en un cuenco
y me pinté la cara con ellos,
me calcé las botas que uso para la guerra y firmé la paz.

Me gustan esos versos, ¡si señora, me gustan esos y en general el poema!!

Pero no te fies de los camaleones, que cambian demasiado y hacen pupa.

Besicos muchos

Necio Hutopo dijo...

Los camaleones cambian, sí, pero son siempre los mismos... Una cosa es la apariencia y otra lo que somos... No debería ser así, pero así es

O Suso dijo...

Vaya poema, es como una tormenta de mar que viene y va, sube y baja...
por un instante te hace creer que se acabó que rompes la baraja y ya, y de pronto vuelves, sueñas y lo intentas.
Marejada de sentimientos, pero marejada al fin y al cabo.

Me quedo con una frase para mi:
"Nunca me divorcié tan rápido de la nostalgia", me la llevo aquí en el saquito de los recuerdos.
Un abrazo mujer de botas de guerra!!

mariapán dijo...

NOELPLEBEYO: Camaleónico animal...jejeje

CASITA: ¿si? pero son bellos según al color que se acerquen... De todas formas, me quedo con que te gusten los versos, eso si que mola...besos guapa.

MARIO: Pues no, no debería ser así. Aunque, de todos modos, vistamos el color que vistamos siempre siempre sale la esencia... lo que somos es imposible ser camuflado...jejeje Un beso guapo mío!

O SUSO: ¡yeah! marejadas pal cuerpo y pa el alma... ¡la frase es tuya! divorciarse de la nostalgia es lo que mejor hago últimamente y, además, me sienta taaaaaaaaaan bien...jejeje otro abrazo para ti, aunque ahora calzo botas de agua jejeje...

elrove dijo...

De aquí me quedo con mogollón de frases que me parecen magistrales.

"Nunca me divorcié tan rápido de la nostalgia ni hui tan magistralmente"

"Nunca pensé en perdonarme la locura…
y me fui al mar."

"Hay distancias tan fervientes que se hacen religión."

"y estando más sin nadie que nunca…"

Cada una de ellas me hacen reflexionar, son preciosas!